• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

José Rafael Briceño renunció al Miss Venezuela

José Rafael Briceño renunció al Miss Venezuela / Alexandra Briceño

José Rafael Briceño renunció al Miss Venezuela / Alexandra Briceño

El comediante y profesor universitario dimitió a su labor como maestro de oratoria de las reinas de belleza. Se dedicará a los shows de stand up comedy y a la locución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de más de un lustro como profesor de oratoria del Miss Venezuela, José Rafael Briceño informó a través de un comunicado en su blog personal que el viernes presentó la renuncia a la organización del concurso para dedicarse a otras facetas laborales.

“Las causas no tienen nada de escandalosas, ni hay de por medio ningún desacuerdo. En los últimos años la llegada de mis dos hijas y las exigencias de mi trabajo como comediante, conferencista y locutor han hecho que cada vez se haga más difícil  darle a esa faceta de mi trabajo como docente la dedicación que requiere. Estoy en este momento en dos espectáculos: Los hijos del ocio y Briceño lo cuenta todo; tengo el programa de radio Que se vayan todos por La Mega, sigo dando clases en la UCAB y a distintas empresas como conferencista y coach de vocería. Además, estoy en un proyecto audiovisual del que pronto se sabrá. Es evidente que ya no puedo darle el tiempo que antes me podía permitir”, escribió.

Briceño señaló que estaba orgulloso de haber formado parte de la preparación de tres Miss Universo, una Miss Mundo, dos reinas hispanoamericanas, dos Miss International, una Miss Tierra y una Reina del Café. “El conocer a las jóvenes que buscan su futuro en los medios o probarse a sí mismas a través del Miss Venezuela me ha enseñado a respetarlas. Como en todo, hay sus excepciones, y el ojo morboso prefiere siempre hablar de las que se estrellan que de las que dan un ejemplo de profesionalismo y tenacidad. Creo que la relación del venezolano con los concursos de belleza será siempre compleja hasta que no asuma que parte de su cultura es la frivolidad”, agregó.