• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Johanna Del Vecchio: Mi felicidad consiste en ponerle color a la vida de algunas mujeres

Johanna Del Vecchio | Foto cortesía

Johanna Del Vecchio | Foto cortesía

Sus pasos como maquilladora profesional comenzaron después de muchas prácticas y retos que hoy se hacen evidentes en cada maquillaje. En su carrera ha trabajado con novias, modelos y artistas como Gaby Espino, Shannon De Lima y Andrea Matthies

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La maquilladora y estilista Johanna Del Vecchio ha desarrollado un arte que muy pocos dominan. Ella es una de esas artistas que usan la piel como lienzo para hacer creaciones que hacen lucir radiante a muchas mujeres.

El arte en sus manos también se ha visto reflejado en diferentes eventos, desfiles, fotografía de moda, revistas y comerciales. Además es una reconocida celebrity make up artist que a lo largo de su carrera ha tenido la oportunidad de trabajar con destacados artistas, tanto a nivel nacional como internacional: Gaby Espino, Cynthia Olavarría (Miss Universo Puerto Rico 2005), Andrea Mirroy, Ana Karina Manco, Claudia Moreno, María Alejandra Chabán, Shannon De Lima, Andrea Matthies, Kerly Ruiz, Roció Higuera, Patricia Cardona, entre muchas otras, le han confiado la apariencia de sus rostros.

“Cuando tengo un rostro en frente lo estudio, como una especie de psicóloga, como se ríe, el color de su cabello, su personalidad, que tipo de artista es o lo que expresa ser, todo eso es mi inspiración y con eso comienzo a trabajar”, explica  Del Vecchio.        

La venezolana forma parte del equipo profesional de maquilladoras y estilistas de los salones de belleza Armandeus, con sedes en Venezuela, Panamá y Miami.

Su experiencia y profesionalismo la han hecho merecedora de importantes distinciones, entre los que se cuentan el premio “Dedal de Oro”, que le fue otorgado como una mención especial por su trabajo como estilista y maquilladora en los desfiles de graduación del Instituto de diseño Brivil, la institución académica de diseño más prestigiosa y moderna del país.

Johanna sabe que el maquillaje no sólo sirve para ocultar las imperfecciones de la piel, sino también es un antídoto casi mágico que da seguridad a las mujeres: “Lo que más me gusta del maquillaje es cómo se siente la mujer después de verse maquillada, y sobre todo la actitud que tiene cuando se está arreglando y empieza a florecer.

“Mi felicidad consiste en ponerle un poco de color a la vida de algunas de ellas”, agregó. 

Su carrera siempre ha estado orientada hacia la exploración de las diferentes tendencias del mundo, para ofrecer un estilo impregnado de las técnicas más vanguardistas. “La mujer latina es muy coqueta siempre está a la vanguardia de las nuevas tendencias, así que muchas llegan a mí con la referencia clara de alguna celebridad internacional”, relató.  

Muy apasionada y dedicada, Johanna del Vecchio, es un vivo ejemplo de la constancia y del resultado que deja ser persistente con lo que queremos: “Mi amor por este oficio no tiene límites”, finaliza.  

NP