• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Jennifer Brennan se luce en un mundo de hombres

“Constantemente tengo que poner a prueba mi lugar en esta industria”, dice Jennifer Brennan | Foto: Cortesía A&E

“Constantemente tengo que poner a prueba mi lugar en esta industria”, dice Jennifer Brennan | Foto: Cortesía A&E

La texana, que antes era modelo aunque asegura que nunca ha sido femenina, transporta cargas insólitas, como animales de circo, por todo Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jennifer Brennan se gana la vida en un mundo que usualmente es territorio de hombres. Ella afronta el reto de conducir un camión por largas distancias, como la que existe entre la costa este y la oeste de Estados Unidos, para transportar cargas insólitas. Los espectadores pueden seguir sus experiencias en el programa Guerra de Envíos, cuya segunda temporada transmite el canal de cable A&E.

La texana, que antes de dedicarse a las mudanzas trabajó como modelo, ha transportado, entre otras cosas, animales de concurso y de circo. “Este año la competencia será más retadora, ni se imaginan… Creo que la clave del éxito del show es que la gente ve que es un trabajo que puede hacer cualquiera y más por cómo está la economía. Con este empleo puedes ganar todo el dinero que quieras, depende de lo ambicioso que seas. Además, les doy un empuje a las mujeres, para que vean que nosotras también podemos vivir de esto”, expresa.

Brennan dice que en ocasiones la atemoriza estar sola durante horas en la carretera, porque puede ser peligroso. Sin embargo, a pesar del miedo, nunca ha experimentado una situación desagradable. “Más bien he conocido a gente maravillosa. Es un ambiente de hombres y constantemente tengo que poner a prueba mi lugar en esta industria. Pero por eso creo que tienes que ser muy ambiciosa. Nunca he sido femenina, no me gusta estar detrás de un escritorio, por eso me gusta demostrar que es un trabajo que las mujeres pueden hacer, sólo que muchas no lo han intentando”.

La transportista considera que la crianza que le dio su padre, quien la enseñó a ser independiente, la ayuda en su trabajo diario. “Algunas veces puede ayudarme mi condición de mujer. Por ejemplo, si me quedo sin gasolina, es más rápido que me auxilien en la vía. Pero hay muchos hombres que piensan que no van a perder ni tiempo ni dinero trabajando conmigo. Una vez que les demuestro que puedo hacerlo bien, entonces confían en mi”.

En la nueva entrega, los espectadores verán a Brennan transportar, entre otras cosas, 200 kilos de langostinos, una cotorra –que se le escapa y tiene que encontrar– y 20 pavos reales. “Siempre me exijo más. Creo que la carga que más me ha dado ganancias fue la de toros, que transporté durante la temporada pasada. Una vez que manejas eso, puedes hacer cualquier cosa, impresionas a los clientes y consigues buenos contratos”, manifiesta.

Guerra de Envíos

A&E

Miércoles, 9:30 pm