• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Javier Vidal y Julie Restifo detallaron cómo fue el robo registrado en su casa

Familia Vidal | Foto: Instagram

Familia Vidal | Foto: Instagram

Durante una entrevista radial los actores revelaron que fueron reconocidos por los personajes de La Mujer de Judas transmitida recientemente por Televen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los actores Javier Vidal y Julie Restifo detallaron este miércoles durante una entrevista en Circuito Éxitos que el robo que sufrieron el pasado 2 de noviembre inició cuando Vidal salia para los estudios de RCTV internacional.  

“El hecho ocurrió a las 6:30 am cuando me disponía a ir a las oficinas de RCTV Internacional. En el momento que iba saliendo y mientras el portón se estaba cerrando me abordaron cuatro delincuentes armados, me agarraron con el control en la mano y entraron con toda facilidad”, reveló Vidal, quien también explicó que los su esposa se encontraba despierta al momento del suceso, mientras que sus hijos estaban dormidos.

Nos maniataron en la habitación de mi hija y estaban interesados en buscar dólares y euros, cosas que en nuestra familia no disponemos de esas divisas”, reseñó mientras recordaba que lo que más los afecto fue el "psicoterror que vivimos en esa hora y media”, expresó.

Restifo manifestó que ahora tratan de tener "cuatro ojos donde no los tenemos" y si ven un carro sospechoso alrededor dan vueltas hasta que el vehículo desaparezca.

Aseguró que a pesar de lo vivido "no tenemos en nuestros planes irnos a ninguna parte, este es nuestro país, es nuestro sitio de trabajo y tenemos familia aquí. Nos desarrollamos en lo que nos gusta hacer aquí porque somos artistas y tenemos mucho que dar". 

Por su parte, Vidal afirmó que seguirá trabajando y luchando en Venezuela. “Yo no tengo porque criticar absolutamente nada a la gente que se va, pero si tengo que aplaudir a la gente que se queda”, dijo.

La pareja de actores -a quienes los delicuentes reconocieron como Ludovico y La Juca de La Mujer de Judas- dijo que los delincuentes eran jóvenes, menores de 30 años, y que no tenían signo de que habían consumido ningún estupefaciente.  “Ellos nos mantuvieron unidos y eso nos dio fuerzas para mantener un ambiente de calma para que eso pasara rápido (…) en algún momento bromeaban, pero por supuesto estaba la amenaza que alguno de nosotros iba a perder la vida sino aparecía lo que ellos estaban buscando, que al final no lo encontraron”, destacó.