• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Javier Bardem en la piel de otro villano

Javier Bardem vuelve a relucir como el nuevo villano de James Bond en la película Skyfall

Javier Bardem vuelve a relucir como el nuevo villano de James Bond en la película Skyfall

El actor asegura que aunque le habían ofrecido trabajar en una cinta de James Bond, el momento en el que llegó Skyfall le pareció el perfecto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de haber ganado el Oscar como uno de los más malvados personajes de Hollywood en No Country for Old Men, Javier Bardem vuelve a relucir como el nuevo villano de James Bond en la película Skyfall, haciendo historia en el 50 aniversario del agente 007.

No hay ninguna duda de que Javier Bardem lleva la actuación en la sangre, como el más joven de una familia de actores. Su abuelo Rafel Bardem había hecho más de 100 películas y su madre Pilar Bardem otras 30 cuando él debutó. Posteriormente, Fue al lado de Penélope Cruz que llamó la atención como un nuevo símbolo sexual, cuando juntos protagonizaron la película Jamón Jamón, en la época en la que ambos recién habían entrado al mundo del cine.

El reconocimiento internacional llegó más tarde, con la película Before Night Fall sobre la vida del cubano poeta homosexual Reinaldo Arenas, con la que Bardem consiguió lo que ni siquiera Antonio Banderas o Andy García lograron: una nominación al Oscar, la primera para un actor español. Y aunque aquella vez le terminó quintando el premio de las manos Russell Crowe, finalmente ganó el Oscar en el 2008, por su actuación en No Country for Old Men.

—¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de James Bond?
—Ya tengo 43 años de edad y tenía 12 cuando vi la primera película de James Bond, Moonraker, con Roger Moore. Me impresionó muchísimo lo que había visto y todavía me acuerdo como si fuera hoy del villano con mandíbulas de acero (Richard Kiel). Desde aquel entonces he visto todas las películas. Todas.

—¿Algún favorito entre todos los actores que interpretaron al agente 007?
—Han pasado 50 años, es demasiado tiempo. Jamás hubieran podido sobrevivir 50 años con mala calidad o si se hubieran equivocado con alguno de los actores. Todos fueron diferentes y cada uno agregó algo distinto en su momento. Por eso nos gusta James Bond, más allá del punto de vista técnico del cine. Por supuesto, Sean Connery fue el primero que lo tornó tan cool, tan agradable, pero cada uno de ellos tiene algo diferente. Y Daniel Craig me parece fantástico como actor, por eso me gusta tanto, porque las historias también mejoraron.

—¿Conoció personalmente a alguno de los otros actores de James Bond?
—No. Solo se me ocurre pensar en Pierce Brosnan que lo vi una vez en un concierto de Pink Floyd, pero fue hace dos años, en la gira de The Wall. El estaba justo atrás mío, bailando como loco... igual que yo (risas). Nos saludamos, me cae muy bien como persona.

—¿Tuvo algo que ver antes con otra de las películas de James Bond?
—Sí, me lo habían ofrecido antes, no me acuerdo cual película era, pero estaban interesados en mi. Sin embargo, no me pareció el momento correcto. Pienso que hay ciertos momentos para ciertos trabajos y supongo que el buen momento llegó. Era hora de hacer algo así.

—¿Qué es lo que mejor recuerda del Oscar?
—La noche de la celebración. Yo había llevado 17 personas conmigo. ¡No sabes lo que pueden hacer 17 españoles al mismo tiempo! Fue como cuando ganamos la Copa Mundial de Fútbol. Una locura, fue genial. Y lo que mejor me acuerdo es que al final del día, celebramos todos juntos. Por supuesto, el Oscar es una estatua, es un honor, es un privilegio y agradezco a los que decidieron dármelo en vez de elegir a otro, pero al final, es realmente una gran oportunidad para compartirlo con gente que uno admira, gente que uno ama, gente que me ayudó a ser como soy, para bien o para mal.

—¿Cree que pueda tener una nominación al Oscar por su interpretación del nuevo villano de James Bond?
—Sería demasiado pedir.

—¿Quién es el más fanático de las películas de James Bond, en su familia?
—Mi hermano. Él es seis o cinco años mayor que yo y nos queremos mucho. Somos muy unidos y vimos muchas películas de James Bond juntos.

—¿Lo llevó al estudio?
—Sí, le encantó. Él también es actor y sabe lo que es un estudio, pero se vino con todo un grupo de amigos esperando ver toda la película de James Bond en un día y apenas pudieron ver una sola escena.

—¿Y cómo fue que le ofrecieron a usted, la nueva película de James Bond? Daniel Craig contó que tuvo que perseguirlo para convencerlo.
—¿Eso dijo? (Risas) Con el director Sam Mendes nos sentamos a hablar sobre las diferentes opciones, me parecieron brillantes. Algunas estaban en el guión y otras no, hasta que decidimos crear el comportamiento que agregamos después en el guión. Fue toda una colaboración, no es algo que hice yo solo.

—¿Sabía que en la entrada principal de la nueva sala privada de cine de la Academia del Oscar, hay una foto gigante de usted con el Oscar, a la par de Julia Roberts?
—No. ¿De verdad? ¿Mi foto? ¡Quiero una copia! (Risas) Yo estuve por ahí una vez, para ver una película, pero no me acuerdo de haber visto mi foto. A lo mejor la sacaron antes que yo llegara (risas). ¿Qué tan estúpido me veo? Por supuesto, esa es la cara que uno tiene que tener cuando gana el Oscar (imita un gesto se sorpresa) ¡Hay que tener esa cara!