• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

J.K. Rowling triunfa detrás de un seudónimo

J.K. Rowling, creadora de la serie de libros de Harry Potter, fue profesora de inglés como lengua extranjera en Portugal / El Tiempo / Colombia / GDA

J.K. Rowling / El Tiempo / Colombia / GDA

El texto que cuenta las aventuras de un detective es uno de los más vendidos en Internet, después de conocerse su verdadero autor 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La novela que escribió J.K. Rowling bajo el nombre ficticio de Robert Galbraith, The Cuckoo's calling, disparó sus ventas en el Reino Unido después de que se supiera que ella es la autora. La novela se publicó en abril pasado con éxito de crítica, pero con discreta relevancia mediática. 

La historia cuenta las andanzas de un excombatiente de guerra reconvertido en detective privado. El ascenso de la novela, que ha vendido 1.500 copias desde su publicación, despertó el interés del dominical The Sunday Times, que al investigar cómo un escritor podía conseguir semejante respuesta de la crítica descubrió la pluma de Rowling en sus páginas.

Un día después del hallazgo, publicado el domingo, la edición de tapa dura de The Cuckoo's calling se sitúa en las listas de más vendidos, según Amazon, mientras que su edición para libro electrónico es el más vendido en Internet.

El texto fue publicado por Sphere, parte del grupo editorial Little, Brown Book Group, que sacó el año pasado su primera novela para adultos Una vacante imprevista, su regreso a la escritura después de finalizar Harry Potter en 2007.

Rowling luego de ser descubierta admitió que le hubiese gustado mantener el secreto “durante un tiempo más” y describió la experiencia como “liberadora”. Afirmó que las aventuras de su nuevo héroe, el detective Cormoran Strike, podrían tener continuación. “Para aquellos que me han pedido una secuela, diré que Robert (el escritor ficticio) tiene intención de seguir escribiendo más libros de esta serie, aunque probablemente continuará esquivando sus apariciones públicas”, bromeó la autora, según unas declaraciones divulgadas por medios británicos.

La “sorpresa” de Rowling, como denominan a la publicación algunos periódicos británicos, ha sacudido al mundo editorial inglés, que repitió en esta ocasión el mismo error que marcó la salida al mercado de las aventuras del niño mago más famoso de la historia: desechar el texto por no considerarlo comercial.

El diario The Independent destaca hoy en su versión digital las declaraciones de Kate Mills, responsable de ficción de una editorial londinense que se lamentó por haber considerado “difícil” lanzar una novela de crimen en la actualidad y en consecuencia haber rechazado el manuscrito que hoy lidera ventas.