• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Isa Dobles se despidió con un abrazo invisible

A Isa Dobles la unió una gran amistad con Fidel Castro, que luego se resquebrajó por su relación con Hugo Chávez | Foto Alexandra Blanco / Archivo

A Isa Dobles la unió una gran amistad con Fidel Castro, que luego se resquebrajó por su relación con Hugo Chávez | Foto Alexandra Blanco / Archivo

La comunicadora falleció ayer en la tarde. Se había sometido a una cirugía de vesícula a principios de mes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un tweet de 133 caracteres armó una despedida indirecta: “Amigos queridos, estoy convaleciente por una operación de vesícula. Pronto regreso con ustedes, los extraño. Reciban un fuerte abrazo”. A Isa Dobles le sobraron 7 caracteres y millones de motivos para continuar su lucha.

Isabel Cecilia Oropeza era el nombre que aparecía en su cédula de identidad. Nació en 1931 y  fue hija adoptiva del líder sindical y político Alejandro Oropeza Castillo. Su padre biológico, Sixto Sánchez Vegas, fue “un espermatozoide que cumplió su función”, según le declaró al periodista Nelson Hyppolyte en 1983.

Inició su carrera profesional a finales de los años sesenta. Mujer de medios, trabajó en radio, televisión, cine y prensa. También escribió varios libros. Fue una gran luchadora por la libertad de expresión y desde cada tribuna construyó un frente para dar la batalla por un país en el que imperaran los valores democráticos. Licenciada en Filosofía y Letras, fue jefa de relaciones públicas de José Luis Rodríguez y publicó su autobiografía. Fue, además, la primera mujer que habló con propiedad de beisbol y cosechó  grandes amigos entre peloteros.

Isa Dobles fue una animadora cuyo carisma la llevó a conducir programas que competían en rating con Sábado Sensacional, fue el caso de Nosotros Venezuela, producción en la que compartió con el periodista Cándido Pérez. “Isa era la versión femenina de Renny Ottolina, la animadora con mejor perfil de la época”, recuerda el comunicador. “En el trabajo fue muy detallista y exigente, jamás le levantó la voz a su equipo. Trabajar con ella fue muy enriquecedor, además de que era una cocinera estupenda”. 

Para Nelson Bocaranda, su gran amigo, fue una de las periodistas más aguerridas del país, de profundas convicciones democráticas, a pesar de sus veleidades con Fidel Castro. “Fue moldeada por su padre en el exilio durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Allá se forjó su sangre demócrata”. El locutor rememora la amistad de Isa Dobles con Fidel Castro. “Fueron muy cercanos. Pero luego fue muy crítica con él por su relación con Hugo Chávez y eso Fidel no lo aceptó. Isa se arrepintió de haber creído en él y eso la hizo más vehemente en su defensa de la democracia”.

En 1993, incluso, fue candidata presidencial. En aquel momento le ofreció el Ministerio de Cultura a Simón Diaz. Sin embargo, tuvo que declinar a sus aspiraciones políticas por falta de fondos para la campaña.

“Mi mamá (Beatriz Oropeza) fue la primera mujer directora de televisión gracias a que mi tía Isa la acercó a RCTV. De niños, cuando nadie podía cuidarnos, nos llevaba al canal. Ahí conocí la pasión por los medios de comunicación. Su fuerza me enseñó a luchar por la democracia y por los ideales de Venezuela”, recuerda desde Miami su sobrino, el animador Nelson Bustamante.