• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

En Los secretos de Lucía el amor no es protagonista

Las grabaciones de la primera serie de acción en alta definición que prepara Venevisión continuarán el próximo mes en Miami

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con un tráiler que muestra una historia atípica dentro de los melodramas venezolanos, Venevisión ofreció el año pasado en su preventa Los secretos de Lucía, su primera serie de acción hecha en alta definición. Y aunque la historia tiene más de un semestre de grabaciones, habrá que esperar hasta el último trimestre de este año para poder verla en pantalla.

Ha sido un proceso lento en vista del reto que ha implicado para todo el equipo, pero Manuel Fraiz-Grijalba Jr, su productor ejecutivo, asegura que el resultado será equiparable a una serie de acción internacional. “Con lo que gastamos en un capítulo de esta producción se hacen 15 de una telenovela tradicional en el canal. Estamos en el estándar de Pablo Escobar, el patrón del mal. Es una iniciativa de Venevisión solamente, no es una coproducción, que es lo que ha permitido a otras empresas hacer superproducciones”, dice.

La historia, que protagonizan la mexicana Irán Castillo y el colombiano Juan Pablo Raba, es original de Jörg Hiller, escritor de El cartel de los sapos 2 y la tercera temporada de Los caballeros las prefieren brutas, entre otras producciones colombianas. Cuenta la vida de Lucía, una joven que perdió la memoria y está huyendo. Conocerá al protagonista por una circunstancia particular, que lo comprometerá a estar con ella, que es perseguida por la policía y un grupo de mercenarios. A medida que transcurre la serie, se descubrirá que la chica es perseguida porque es la heredera de una familia de traficantes de armas.

Es por eso que Fraiz-Grijalba aclara que no se trata de una telenovela tradicional y que no tiene el romance como principal conductor. “Está compuesta por 75 capítulos, que es el estándar de una serie, un formato que para nosotros es nuevo pero no en otros países. No tiene estructura de telenovela pues, aun cuando hay una relación afectiva entre los protagonistas y hay triángulos amorosos, eso no es lo importante. Lo primordial es la acción. El cierre del primer capítulo no es amoroso y eso rompe con las reglas básicas de una telenovela”, asegura.

Retos superados. Para poder adaptarse al estándar de producción de la televisión internacional, Fraiz-Grijalba cuenta que hasta febrero contaron con la asesoría técnica y de producción de Be TV, una productora colombiana a la que además le compraron el libreto. Aún el director colombiano Felipe Paz sigue en el equipo.

“Cambiamos muchas cosas con las que se trabajaba en el canal desde hace 50 años. Al principio fue muy duro, pero ya nos acostumbramos. Por ejemplo, nosotros teníamos antes un grupo general de maquilladores, ahora tenemos equipos por unidades de grabación, que fueron entrenados para trabajar en una producción en alta definición y hasta contamos con especialistas en efectos especiales”, resume.

Otro de los retos para el equipo de producción ha sido encontrar las locaciones indicadas, que den la mayor veracidad posible a cada escena. La pauta de grabación se hace con anticipación de manera de considerar los efectos especiales incluidos en las escenas y los elementos que se necesitan para cada una de ellas. “Como en el país no son habituales este tipo de producciones, al principio nos fue difícil conseguir proveedores, por ejemplo, de vidrios de azúcar que necesitábamos para una escena en la que la protagonista se iba a lanzar por una ventana. Igualmente, nos costó encontrar a los dobles de acción; pero ya agarramos el ritmo y, al momento de la grabación, la cosa fluye sin problema”, cuenta el productor.  Además, por ser una serie de acción se requiere hacer muchos más planos por escena.

Señal abierta. A pesar de que la historia de Los secretos de Lucía será sobre el tráfico de armas, Fraiz-Grijalba descarta que la serie no pueda ser transmitida por Venevisión. “No podrá ir a las 8:00 pm o a las 9:00 pm, pero si a las 10:30 pm  u 11:30 pm, porque no tiene escenas que no puedan pasarse en televisión abierta en ese horario. Es una historia de ficción y, aunque quizá haya situaciones de violencia que puedan chocar, al final se verá que tiene un mensaje positivo. Además, no estamos diciendo que es la realidad de Venezuela, lo que decidimos hacer no por miedo a la ley sino por estrategia de mercado. En el elenco tenemos mexicanos, colombianos, venezolanos, cubanos y españoles”, asegura.


RECUADRO


Cómplices

perseguidos


Los secretos de Lucía es una producción complicada porque es como hacer una película larga. Una escena tiene muchos planos; la más difícil puede durar hasta tres horas en hacerse. Todo lo hemos hecho como si fuera para cine. Es un experimento muy bueno.  Por la acción de mi personaje tomé clases de krav magá (sistema de defensa militar) un mes antes de empezar. En la historia soy Lucía y estoy desesperada porque me están persiguiendo y no sé por qué”, adelanta Irán Castillo.

 “Miguel Gaitán es un mecánico absolutamente común, que verá truncada su normalidad con la aparición de Lucía y la persecución que viven. El mayor reto actoral que me tocó es fingir que no sé hacer algunas cosas. Por ejemplo, él no sabe pelear y yo si sé porque he practicado mucho artes marciales. Él no maneja armas y yo sí, porque he tenido que aprender para otros proyectos. Esta serie es única en la televisión latinoamericana,  no se parecerá a ninguna narconovela. Marcará un género diferente”, destaca Juan Pablo Raba.






ksilva@el-nacional.com