• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Investigan la serie Legends por nombrar a Nicolás Maduro

Captura de Pantalla

Captura de Pantalla

En el tercer episodio el protagonista interroga a un criminal que asegura que el gobernante compró armas biológicas para usar contra manifestantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al presidente Nicolás Maduro lo acusaron de comprar armas biológicas. No fue ante una corte internacional ni un juzgado del país, sino ante el actor Sean Bean, quien interpreta al agente del FBI Martin Odum en la serie Legends, que transmite en Estados Unidos el canal TNT.

Conatel abrirá una investigación por presunta manipulación mediática en el episodio 3 de la primera temporada del programa que se emitió el miércoles pasado en ese país.   

En el capítulo el protagonista interroga a un criminal sobre el paradero de una sustancia llamada VX.  Le pregunta quién la compra, pero el hombre no contesta. Luego de torturarlo con una plancha, responde: “Maduro, PSUV. Están preocupados por los disturbios de civiles en Venezuela”. La escena no dura más de 20 segundos, pero el tiempo es suficiente para levantar sospechas de un complot para mancillar la imagen del país.

La ministra para la Comunicación y la Información, Delcy Rodríguez, afirmó a través de su cuenta en Twitter que la serie sigue un guión típico de acciones imperiales contra gobernantes legítimos. “Por mentiras y manipulaciones contra el Pdte @NicolasMaduro en serie Legends solicitamos a Conatel apertura de investigación a fondo!”

Ayer en la tarde, FOX 21, productora de la serie, explicó que se trata de una historia de ficción que no tiene la intención de reflejar un acontecimiento actual. “Pedimos disculpas al presidente Maduro”, expresó en un escueto comunicado enviado por correo electrónico.

No es la primera vez que una serie estadounidense hace referencia a Venezuela. El año pasado los guionistas de Homeland vieron en Caracas un lugar idóneo para narrar las intrigas de sus personajes. En la primera entrega de la tercera temporada uno de los agentes es enviado a la capital para acabar con el miembro de una organización criminal. En el tercer capítulo, llamado “La Torre de David”, recrean el inacabado centro financiero para utilizarlo como paradero del marine estadounidense Nicholas Brody, quien es secuestrado.

En The Mentalist, a finales de 2013, el noveno capítulo de la sexta temporada cuenta cómo Patrick Jane está escondido en una isla. No hay alusiones directas, pero en el lugar –donde un narcotraficante es el mandamás– aparece un autobús con un cartel en el que aparece un número telefónico que comienza por +58, el código para llamar a Venezuela desde el exterior.

Cuando a muchos les costaba creer que el expresidente Hugo Chávez había muerto, Justin Timberlake parodió en Saturday Night Live los funerales del político. Se disfrazó de Elton John y simuló que el cantautor británico había sido invitado a las exequias a interpretar “Candle in the Wind”. En la transmisión hizo cambios a la letra. “Ayudaste a que tu país se convirtiera en la capital de los secuestros en el mundo”, dice en una de las partes.

Hace tres años, en Parks and Recreation se mofaron con una delegación uniformada de verde con boinas rojas que van a la ciudad ficticia de Pawnee donde presumen del dinero que reciben por petróleo.

Cine y videojuegos
Directores y guionistas de cine también han tenido a Venezuela como referencia para historias. En 2012, en Un zoológico en casa, el personaje de Matt Damon entrevista a un hombre vestido como Hugo Chávez, a quien tildan de dictador peligroso. En Enemigos públicos, Johnny Depp interpreta a John Dillinger, quien dice que Caracas sería un buen lugar para esconderse.

El videojuego Mercenaries 2: World in Flames está ambientado en el país. Fue criticado por varios diputados oficialistas que lo consideraban una apología a una eventual invasión estadounidense, lo que impulsó la Ley para la Prohibición de Videojuegos y Juguetes Bélicos.