• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Impuesto cero al teatro sumará en cultura

La próxima semana continúa el debate | Foto Henry Delgado

La próxima semana continúa el debate | Foto Henry Delgado

La nueva Ordenanza de Espectáculos Públicos de Chacao anulará la tasa de 10% que se cobra al sector. Otros municipios, como Sucre, también revisarán sus normas para impulsar el arte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Daniel Godoy aceptó que sabe más de política que de teatro. Cuando el concejal del Municipio Chacao presentó el proyecto de reforma de la Ordenanza de Espectáculos Públicos no contaba con que miembros del gremio artístico responderían con contundencia, pues desde la semana pasada iniciaron una campaña en contra de las medidas allí expuestas.

#ImpuestoCeroAlTeatro fue la etiqueta que usaron en las redes sociales figuras como Héctor Manrique, Sócrates Serrano y Sonia Chocrón para demostrar su descontento con el documento, sobre todo el artículo 77, en el que se consideraba aumentar el impuesto municipal al teatro de 10% a 12%.

Los creadores lograron su objetivo. Durante una consulta pública acerca de la reforma, que seguirá siendo discutida por una mesa de trabajo en la Cámara Municipal la próxima semana, se acordó que no se cobrará el tributo. “Eso es algo definitivo. También aceptamos la propuesta de que algunas tasas administrativas, como la solicitud de permiso o la clasificación del espectáculo, se calculen en unidades tributarias y no en porcentajes”, señaló Godoy.

El gerente teatral Robert Chacón encabezó la discusión de estos artículos adicionales. De acuerdo con lo establecido en el proyecto, indicó, por una obra que dure 3 meses en cartelera y cuya entrada cueste 405 bolívares tendría que cancelar 269.280 bolívares solo por permisos. “Un lugar como Urban Cuplé presenta entre 14 y 17 obras simultáneamente durante una misma semana, por lo que tendría que pagar un monto cercano a 4.577.760 bolívares”.

Con la exoneración del impuesto, los productores ahora podrán disponer de ese monto para otros gastos, pues aseguran que en la actualidad la ganancia real por boleto es menor a 50%. Usando el mismo ejemplo de una entrada que cuesta 405 bolívares, Chacón desglosó la estructura de costos que incluye cargo por servicio de boletería: 35,71 bolívares; IVA del cargo por servicio de boletería: 4,29 bolívares; impuesto de 10%: 29,92 bolívares; IVA del boleto: 35,90 bolívares; derecho de autor: 29,91 bolívares; precio base: 269,27 bolívares (50% para el productor: 134,63 bolívares; 50% para el teatro: 134,63 bolívares).

Lo que recauda la Alcaldía de Chacao por concepto de impuesto al teatro es muy bajo en comparación con otro tipo de espectáculos, fue por eso que las autoridades accedieron a la solicitud. A cambio de la exoneración del tributo ambos sectores se aliarán  para mejorar las políticas culturales. Se planteó la posibilidad de dictar talleres gratuitos y utilizar los auditorios de los colegios para presentar los montajes.

Cada municipio del área metropolitana de Caracas tiene una política diferente en el tratamiento del teatro como actividad económica. El Hatillo cobra 3% de impuesto. En Baruta y Libertador no hay una tasa determinada y se le da un tratamiento especial a los montajes. Lo mismo ocurre en Sucre, en el que la Ordenanza de Espectáculos Públicos fija un precio máximo de entrada según el tipo de show (ópera, opereta y zarzuela; drama y comedia) y de elenco (nacional o internacional).

Andrés Schloeter, jefe de la Comisión de Tributos y Actividades Económicas y Desarrollo de Sucre, someterá a revisión la ordenanza que rige el teatro y otros espectáculos en el municipio a finales de año para hacerlo más competitivo. “Actualizaremos muchas cosas, pues el documento fue aprobado en 2006. Procuraremos crear un circuito con los auditorios de los institutos educativos de la zona, como lo hacen con el Colegio Santa Rosa de Lima, pues el único teatro público que tenemos es el César Rengifo”.

La reforma de la Ordenanza de Espectáculos Públicos de Chacao incluye 142 artículos, que también abarcan sectores como el cine y la música.