• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Identifican pintura perdida de Vincent van Gogh

El director del Museo Van Gogh Alex Rüger presenta la pintura de Vincent Van Gogh "Puesta de sol en Montmajour", identificada recientemente | Foto EFE

El director del Museo Van Gogh Alex Rüger presenta la pintura de Vincent Van Gogh "Puesta de sol en Montmajour", identificada recientemente | Foto EFE

Ocaso en Montmajour, que muestra un paisaje árido de robles y arbustos, fue autenticada por cartas, el estilo y los materiales usados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Museo de Van Gogh confirmó la autenticidad de una obra del pintor holandés que estuvo abandonada durante años en una pequeña habitación de Noruega.

Es la primera pintura de Van Gogh en un lienzo completo que se descubre desde 1928.

Ocaso en Montmajour muestra un paisaje árido de robles, arbustos y el cielo, con los conocidos trazos gruesos del artista.

Van Gogh describió la obra en una carta dirigida a su hermano Theo, en la que dice que la pintó el 4 de julio de 1888. Señala que hizo la pintura “en un páramo pedregoso donde crecen pequeños robles trenzados”.

El director del museo, Axel Rueger, describió el hallazgo como “una experiencia única en la vida”. La obra fue autenticada por las cartas, el estilo y los materiales usados, con los que han rastreado su origen.

“Esta es una pintura maravillosa de lo que muchos ven como el momento culminante de su logro artístico, su período en Arles, en el sur de Francia. En la misma época pintó obras como Los girasoles, La casa amarilla y El dormitorio”, agregó Rueger.

El cuadro ahora le pertenece a un coleccionista privado no identificado y se exhibirá en el museo a partir del 24 de septiembre.

No se detalló cómo se recuperó la pintura, pero el director del museo mencionó que había sido propiedad de un hombre noruego a quien le habían dicho que no era un Van Gogh, por lo que la dejó abandonada durante años en el ático de su casa.

Rueger indicó que el mismo museo rechazó la autenticidad de la pintura en una ocasión, en la década de los años noventa, porque no está firmada por el artista. Pero una nueva investigación de dos años los convenció, con nuevas técnicas de análisis químico de los pigmentos que muestran que son idénticos a otros que Van Gogh usó en su paleta en Arles, incluidas las típicas decoloraciones.