• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hugo Kogan: Un artista debe dedicar su vida a la lectura

“Si no sabes quién es Arthur Miller o Bertolt Brecht estamos perdidos. Y cuando hablo de saber me refiero a conocer de verdad. No se trata de memorizar cuántas obras escribió Shakespeare”  | Cortesía ONG

“Si no sabes quién es Arthur Miller o Bertolt Brecht estamos perdidos. Y cuando hablo de saber me refiero a conocer de verdad. No se trata de memorizar cuántas obras escribió Shakespeare” | Cortesía ONG

El actor y director argentino, fundador del Festival Internacional de Teatro de Mar del Plata, se encuentra en el país para presentar Potestad. El artista también aprovecha su estadía para dictar dos talleres de actuación y ofrecer un conversatorio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hugo Kogan dice que su línea de investigación en el arte está marcada por la política y la ideología. Al actor y director argentino le interesa alborotar la memoria de sus espectadores. “Las heridas se van a cerrar cuando haya justicia”, dice quien lleva cuatro años presentando Potestad, pieza original de su compatriota Eduardo “Tato” Pavlosky sobre los horrores de la dictadura argentina.

Kogan, fundador del Festival Internacional de Teatro de Mar del Plata, presentó esta obra en la reciente edición del Festival Internacional de Teatro de Oriente. Luego de la clausura, llegó a Caracas para dictar dos talleres de actuación en la Casa del Artista y presentar de nuevo la pieza que trajo al país. Además, el domingo ofrecerá un conversatorio en el Teatro San Martín.

—¿Qué implica la organización de un festival internacional?

—El problema más grave es el dinero. En mi caso, trabajo con escasos 10.000 dólares. El Instituto Nacional de Teatro colabora, es la entidad que más dinero aporta, pero tengo que llenar un montón de papeles y rendir cuentas, eso desgasta. Al tener muy poco presupuesto tienes que hacer sacrificios.

—¿Cómo es el apoyo del Estado al teatro en Argentina?

—He viajado mucho y por eso creo que el teatro argentino goza de muy buena salud. Y no ahora, sino desde hace tiempo. Hay un hecho particular y es el desarrollo del teatro independiente, que viene desde la década de los cincuenta. Eso ha impulsado la formación de actores, dramaturgos y directores, y un compromiso ético con la profesión. Vas a Buenos Aires y puedes encontrar más o menos 500 espectáculos teatrales en un fin de semana. Se creó el Instituto Nacional de Teatro que otorga una subvención mensual a las compañías, apoyo para giras, edición de libros y talleres. También está la Ley Nacional de Teatro, que se logró luego de 70 años de lucha. Hay una movida impresionante.

—¿Esa ayuda está condicionada por la inclinación política?

—No, porque no son cargos políticos los del Instituto Nacional de Teatro. Está el director ejecutivo, pero hay un consejo directivo compuesto por representantes de cada provincia, que son gente de las artes. Por más que sea un funcionario del gobierno de turno, no toma las decisiones solo.

—En esta visita al país, ¿qué impresiones le dejó el taller que dictó el lunes?

—Lo primero que hice fue preguntarle a cada uno cuántas obras de teatro se leían al año; el que más había leído dijo cinco y algunos, incluso, respondieron que ninguna. Si un actor o un aspirante no lee por lo menos cien, no tiene futuro. Si hoy en día, con Internet, un actor no sabe un poquito de psicología, desarrollo social, política, geografía, historia, arquitectura, leyes, es muy difícil que sea bueno. Si no sabes quién es Arthur Miller o Bertolt Brecht estás perdido. Y cuando hablo de saber me refiero a conocer de verdad. No se trata de memorizar cuántas obras escribió Shakespeare, sino por qué lo hizo, para qué... Un artista debe dedicar su vida a la lectura, no confiar solo en sus dotes naturales. En el taller que dicté se inscribió casi el doble de las personas establecidas. Eso me parece muy bien, creo que habla de una necesidad. Si todo el mundo hiciera teatro seríamos mejores seres humanos, porque te libera de todos tus fantasmas.


Ficha:

Potestad

Sala Doris Wells, Casa del Artista, Quebrada Honda

Función: hoy, 6:00 pm

Entrada libre

Teatro San Martín, avenida principal de San Martín con puente 9 de Diciembre

Funciones: sábado, 7:00 pm; domingo, 6:00 pm

Entrada: 20 bolívares