• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hoy se estrenó el documental "El corazón de Caracas"

Las tomas aéreas se lograron desde las terrazas más grandes de la ciudad / Archivo

Las tomas aéreas se lograron desde las terrazas más grandes de la ciudad / Archivo

Como en la película alemana El Cielo sobre Berlín, las imágenes del documental sobrevuelan una ciudad plena de contrastes e ilusiones, para luego caer en el microcosmos de las historias locales de cada uno de sus habitantes, voceros y especialistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este viernes se estrenó en todos los cines nacionales un documental sobre Caracas, una de las capitales suramericanas más interesantes, tanto por su paisaje natural como por el paisaje humano que enriquece todo relato en torno a ella.

Como en la película alemana El Cielo sobre Berlín, las imágenes del documental sobrevuelan una ciudad plena de contrastes e ilusiones, para luego caer en el microcosmos de las historias locales de cada uno de sus habitantes, voceros y especialistas que explican la ciudad desde una mirada que es la resultante de su forma de habitarla.

Las tomas aéreas se lograron desde las terrazas más grandes de la ciudad: La del Hotel Humboldt, ubicada en el Ávila; la del Centro Simón Bolívar, en el centro caraqueño; y la del Parque El Calvario, entre otras.

El corazón de Caracas, ópera prima de Simón Toro (Dirección y cámara), Octavio Rodríguez (Guión y producción) y Héctor Márquez (Diseño de sonido), propone una imagen nueva basada en entrevistas en movimiento que se acompasan con el andar cotidiano de cada caraqueño entrevistado.

"Fue un trabajo muy intenso, estuvimos casi dos años trabajando. Desde la investigación hasta decidir lo que cortábamos y lo que dejábamos", explicó Toro, en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Continuó detallando que la idea de hacer esta película despertó en él justo en el momento en que la Alcaldía de Caracas comenzó a trabajar en la recuperación de los espacios del Parque El Calvario, ubicado en El Silencio.

"La recuperación de El Calvario fue un momento clave para mí. Yo recuerdo que ese lugar era impenetrable hace diez años, por lo menos en la Caracas donde crecí, digamos que entre los 80 y 90. Ese espacio estaba totalmente abandonado y era sumamente peligroso", comentó y agregó que el espacio pasó de ser "una ruina urbana" a transformarse en un oasis de árboles y aire fresco en el seno urbano, lo que despertó en él la necesidad de contar la historia de ese proceso de recuperación de espacios.

Sin embargo, aclara que lejos de ser una oda a una gestión pública, la obra cinematográfica narra en 84 minutos la historia y evolución del corazón de Caracas, que a los fines del documental incluye a Catia, La Silsa, el Casco Histórico, El Silencio y Parque Central.

"A través de esta revisión histórica se habla a nivel general de la ciudad y los cambios por los cuales ha atravesado en los últimos años. Aunque físicamente no se recorre toda la urbe, las imágenes aéreas que logramos hacer desde un helicóptero y desde una serie de terrazas muy altas, muestran la totalidad de la capital", explica Rodríguez, guionista y productor de la cinta.

Explica que uno de los mensajes más importantes de la cinta es que el arraigo de los habitantes en una ciudad se fundamenta básicamente en la manera en que se relacionan con sus espacios públicos: "A menudo el caraqueño desconoce cuál es la verdadera importancia de un espacio público. En ocasiones tendemos a sustituir una plaza que tiene un valor histórico importantísimo por los monumentos que posee, por un centro comercial y eso produce un daño enorme".

También el director señala que el concepto de espacio público es una constante en los relatos del documental, "allí el espectador se va a encontrar con un cronista que explica la importancia de estos espacios por su carácter democrático, que es para todos y de todos".

Aunque la propuesta narrativa es muy contemporánea, los jóvenes realizadores, a manera de tributo a los cineastas de épocas anteriores, incluyeron fragmentos de obras que también relataron a Caracas como en 1969 "Caracas dos o tres cosas", de Ugo Ulive; en 1982 "La Pastora resiste", de Jacobo Penzo; "Parque Central", de Andrés Agustí, en 1991 ; y en 1992 "El camino de las hormigas", de Rafael Marziano.

En las salas de cine este documental comparte cartelera con las películas extranjeras Thor, La noche de la expiación, Los juegos del hambre. En llamas, ¿Quienes son los Miller?; y la cinta criolla El hijo de mi marido.

La película en las redes sociales

Desde las cuentas de Twitter: @CorazonDeCcs, Facebook: /corazondeccs.caracas y Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=3bD7mueHul4, se ha hecho una campaña de difusión de esta obra cinematográfica.

En la cuenta de Facebook están disponibles imágenes inéditas de Caracas, narraciones del origen de algunos de los nombres de las esquinas de la ciudad, fotogramas de la película y las infinitas vistas aportadas por fotógrafos de todo el país.

"Allí publicamos material visual que no utilizamos en la película como retratos de la ciudad poco conocidos. Estuvimos casi dos años revisando material de archivo y nos quedamos con cientos de fotos que no pudimos incluir en la película", explicó Simón Toro.

Su campaña alternativa de promoción trascenderá las redes sociales. Presentarán algunas obras de Teatro de Calle, y empapelarán algunos espacios públicos con la ayuda de jóvenes diseñadores del Ejército Comunicacional de Liberación y la Escuela Engrapo.