• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hotel ecológico soñado por Marlon Brando abrirá en la Polinesia francesa

Marlon Brando / Reuters

Marlon Brando / Reuters

Los herederos del fallecido actor estadounidense trabajan en la instalación del complejo de lujo que podría acoger a sus primeros visitantes en julio de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de dos años de trabajos y una inversión de 100 millones de euros, el sueño de Marlon Brando toma cuerpo: un hotel ecológico de lujo, que pronto abrirá sus puertas en un atolón deshabitado de la Polinesia francesa.

El actor estadounidense, fallecido en 2004, estaba fascinado por la Polinesia, donde rodó 'Mutiny on the Bounty' (1962). Tanto era así que compró el atolón de Tetiaroa, al norte de la isla de Tahití, y edificó un pequeño hotel, que luego cerró.

Actualmente, la empresa Tahiti Beachcomber alquila las 78 hectáreas del islote Onetahi a los herederos de Marlon Brando. Según la compañía, especializada en la hostelería de lujo, el "Brando" será un hotel "100% ecológico", tal y como deseaba el actor.

El aire acondicionado, por ejemplo, se obtendrá mediante un procedimiento experimentado en otro hotel del grupo, en Bora Bora: el SWAC (Sea Water Air Conditioning), sistema que consiste en extraer agua del mar a algo más de 900 metros de profundidad, y traerla a la superficie.

La baja temperatura de esas aguas (4°C) permite refrigerar otro circuito de agua en la superficie, con un impacto muy débil en el medioambiente.

Por otro lado, las necesidades energéticas del hotel quedarán cubiertas con cientos de paneles solares, y un grupo electrógeno que funciona a base de aceite de coco, producido en Polinesia.

La basura generada será enviada a Tahití, principal isla de la Polinesia francesa.

"Para la construcción tomaremos 'aito', especies invasivas que se sobreponen a la vegetación endémica, y también madera de origen certificado", explica Laurent Darcy, director de proyectos especiales del grupo Pacific Beachcomber, casa matriz de Tahiti Beachcomber.

"Nos hemos prohibido el recurso a ciertos materiales, como colas o disolventes, y estamos en autonomía energética, todo con el fin de causar un impacto mínimo en el medioambiente", asegura Darcy.

Desde hace dos años viven en el atolón unos 300 obreros, que se espera concluyan el hotel en este primer semestre de 2014, abriendo en mayo a modo de prueba, para luego acoger a sus primeros clientes en julio.

Los huéspedes deberán pagar 3.000 euros por noche para alquilar una 'villa', un bungalow de gran lujo equipado de piscina, bañera en la terraza y vista sobre un lago turquesa.

Los que vayan en familia tal vez prefieran las villas de varias habitaciones. La más grande de ellas tendrá un precio de unos 8.000 euros la noche.

A ese precio estarán incluidas las excursiones con guías naturalistas y comidas propuestas por el aclamado chef francés Guy Martin, que regenta el exclusivo Grand Vefour de París.

El hotel no podrá acoger a más de cien turistas, pero dará trabajo a unas 160 personas.

También albergará misiones científicas ligadas al medioambiente, como la efectuada en 2012 en Tetiaroa para luchar contra la transmisión de enfermedades por medio de los mosquitos, un problema de salud pública acuciante en la Polinesia.