• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hollywood le prende velas nuevamente al cine religioso

Con Noé y El hijo de Dios comienzan a llevarse nuevamente historias de la Biblia a la gran pantalla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de que Hollywood parece embelesado con las aventuras de Marvel, otras historias épicas, con superhéroes y villanos, están ganando protagonismo en la industria cinematográfica estadounidense. Lo mejor: no tienen que pagar derechos de autor.

La religión une o aleja a la gente. En este caso, el cine que se atreve a vincularse con el género también. Conocida es la controversia que ha generado Noé en el mundo islámico, lo que ocasionó, incluso, que se prohibiera su exhibición en Malasia, en los Emiratos Árabes, Qatar y Kuwait, entre otras naciones. La cinta de Darren Aronosfky (El cisne negro), sin embargo, lidera la taquilla en el resto del planeta. A Venezuela llegará el próximo mes.

Noé es la más reciente película basada en historias de la Biblia. Protagonizada por Russell Crowe, el largometraje recuerda a las  grandes superproducciones de los años cincuenta y sesenta como La túnica sagrada o Rey de reyes, títulos que la televisión nacional ha transmitido hasta la saciedad durante Semana Santa.

El Vaticano, acostumbrado a apoyar o rechazar filmes a través de su diario oficial Awenire, se limitó a señalar que Aronosfky había “desaprovechado una gran oportunidad” de mostrar una gran historia por crear a un Noé sin mencionar la palabra Dios (la sustituyó en los diálogos con el término “Creador”).

Pero no es la primera vez que los fieles de diferentes religiones boicotean una película. Conocido es el caso de La pasión de Cristo, con la que Mel Gibson fue acusado de antisemita y se mantuvo en los titulares de la prensa por meses. El actor que interpretó a Jesús, Jim Caviezel, confesó años después que ese papel destrozó su carrera, pero renovó su fe. Ese largometraje fue el primero, después de muchos años, en devolverle la devoción a Hollywood sobre las historias religiosas.

Caso contrario ocurre con El hijo de Dios, de los mismos creadores de la miniserie La Biblia que rompió récords en la televisión. A pesar de poner en la gran pantalla a un Jesucristo bastante sexy para los ortodoxos encarnado por el portugués Diogo Morgado, la  mayor polémica en la que se ha visto envuelta es que el actor que interpretaba a Satanás recordaba físicamente al presidente Barack Obama, por lo que decidieron eliminar todas las escenas en las que aparecía. La cinta, actualmente en la cartelera nacional, cuenta con efectos especiales destacados y un soundtrack producido por el ganador del Oscar Hans Zimmer.


Versículos audiovisuales. Jesús de Nazareth es, usualmente, protagonista de las producciones hollywoodenses basadas en la Biblia. El musical de Broadway Jesucristo superestrella sigue presentándose en todo el mundo desde 1971. La adaptación al cine (1973), por el contrario, no fue tan bien recibida (aunque no fracasó en taquilla). La trama se pasea por el segmento de la vida del enviado de Dios que va desde su llegada a Jerusalén hasta su crucifixión. Fue dirigida por Norman Jewinson y protagonizada por Ted Neeley. En 2012 The Huffington Post le dio el premio como Mejor Película sobre Jesús.

Pero el cristianismo ha dado para adaptaciones con otros personajes del libro sagrado. Quo Vadis (1951), por ejemplo, se ubica en el reinado del emperador romano Nerón (perseguidor de cristianos) y se centra en la relación amorosa que tienen el general Marco Virginio (Robert Taylor) y la devota cristiana Ligia (Deborah Kerr, que le ganó el papel a Elizabeth Taylor, quien terminó siendo extra) en medio de la crueldad que los rodea (son casados por Pedro en la cárcel).

También la mamá de Jesús ha sido llevada al cine. Pronto se estrenará María, madre de Cristo. El guión cinematográfico surgió de una monja que quería contar las diferentes etapas en la vida de la madre de Jesús de manera profunda y en la piel de Camila Belle.

Los 10 mandamientos (1956), una de las películas más aplaudidas de Hollywood sobre la vida de Moisés que contiene la icónica escena del mar Rojo abierto en dos para poder atravesarlo. Es la sexta cinta más taquillera de todos los tiempos y ganó un Oscar por sus efectos especiales.

Moisés, por cierto, será interpretado por Christian Bale en la cinta Exodus, próxima a estrenarse y en cuya filmación se usaron los restos del decorado de Prometheus.

Al mismo tiempo, se rumora que Will Smith dirigirá y producirá un filme titulado La redención de Caín. Tendrá a Adán, a Eva, a Abel, pero con un agregado que pocos podrían imaginarse: vampiros.