• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Héctor Torres: “Se nos ha hecho más fácil sobrevivir al caos”

El libro se presentará en Caracas el 25 de octubre | Foto Manuel Sardá / Archivo

El libro se presentará en Caracas el 25 de octubre | Foto Manuel Sardá / Archivo

Con Objetos no declarados el escritor detalla comportamientos cotidianos como una radiografía de la sociedad  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las maletas del viajero siempre llevan una novedad, algún recuerdo o regalo que el tiempo puede convertir en inútil, pero también portan otros elementos que pasan inadvertidos. La ropa, los accesorios y la disposición en el espacio dan una muestra de comportamiento en una persona.  

En Objetos no declarados, Héctor Torres vuelve a desmenuzar hechos cotidianos de la calle. Desde la forma en la que una madre trata a su hijo hasta los limitados ejercicios de poder del que se come la flecha o aquel que cobra por estacionar en una acera, a manera de supuesta colaboración.

El escritor plasma en papel lo que es rutinario, pero a manera reflexiva, tratando de encontrar una causa a lo ocurrido y sus derivaciones.

Uno de los primeros textos refiere a una anécdota vivida en el Metro. De las centenares de historias, le llamó la atención la de una madre, su hija –casi adolescente– y el niño de siete años de edad, el más débil en la sucesión, cuya presencia parece recordar un error, un momento que no debió ocurrir.  

“Me quedé pensado en cómo ese tipo de relaciones pueden ser un germen de nuestra naturaleza social”, afirma Torres.

En el libro se menciona varias veces el caos como una forma de equilibrio con el que se busca convivir. “Yo no sé si tenemos arreglo. La historia da sorpresas, pero ciertamente se nos ha hecho más fácil sobrevivir al caos que tratar de cambiarlo”, dice el autor cuando se le pregunta por la existencia de alguna salida.

Aunque no pretende dar fórmulas, suele mencionar cuando habla el vínculo de las personas con la ley, con aquellos acuerdos establecidos para una mejor convivencia. Es un punto vital en su discurso. “Pasa con la gente que se va. Descubre que su modo de ver el mundo no era muy normal, que solo era posible entre personas que actuaban de la misma forma. Cuando sales, te das cuenta de que no está bien, que chocas con otros”, indica sobre el libro que se presentó el sábado en la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo.

Torres, quien afirma que Objetos no declarados es una precuela de Caracas muerde, también escribe sobre aquellas personas con poder pero con un radio de acción corto, que no afectan a muchas personas. “Es mas cómodo como sociedad meternos bajo el paraguas del poderoso que cumplir la ley. Incluso, instituciones culturales exitosas dependen de la figura de su creador. No sabemos institucionalizar un proyecto”.

Aunque asegura no tomar partido, en algunos de los 25 textos de Objetos no declarados se cuela a manera de reflexión una intención aleccionadora, críticas a comportamientos que tal vez no interfieran con la vida de otros, pero que sí dejan claro las preferencias del autor en su forma de vivir la ciudad.  

El libro será presentado en Caracas el sábado 25 de octubre a las 11:00 am en la librería Alejandría de Paseo Las Mercedes. Estará a la venta a partir de la próxima semana.