• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Harrison Ford y su última cruzada

Harrison Ford / EFE

Harrison Ford / EFE

De Ender's Game le sedujeron los temas que pone encima de la mesa: el militarismo, la responsabilidad de los adultos respecto a los niños o la guerra robotizada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Harrison Ford le gusta su trabajo, el reto de ser otra persona y conectar emocionalmente con el espectador, una tarea que se le ha ido complicando a lo largo de los años debido a la popularidad de sus icónicos personajes que han terminado por adueñarse de su rostro.

Lejos de pensar en jubilarse, el septuagenario actor tantas veces protagonista ha visto la oportunidad de reinventarse en esta etapa de su carrera con papeles secundarios que le permiten, una vez más, despegarse de quien es o, al menos, de la "noción que tiene la audiencia" sobre él.

"Tengo una utilidad diferente para los cineastas", confesó a Efe en Los Ángeles con motivo del estreno el 1 de noviembre de su próxima película, "Ender's Game", la adaptación de la novela futurista homónima de Orson Scott Card, publicada en 1985 y que llega a la gran pantalla dirigida por Gavin Hood.

Ford interpreta a un coronel que debe encontrar y adiestrar al niño que está llamado a salvar la Tierra de la amenaza de unos insectos alienígenas.

El filme supone el regreso de Ford al espacio exterior treinta años después de su última aparición en Star Wars, algo de lo que sacó pecho el productor Roberto Orci y que al artista, curiosamente, ni se le había pasado por la cabeza.

A su modo de ver, el género en el que se cataloga un filme es como "el papel para empapelar paredes", un detalle que no le "preocupa en absoluto" y que no es determinante en su elección de proyectos.

De Ender's Game le sedujeron los temas que pone encima de la mesa: el militarismo, la responsabilidad de los adultos respecto a los niños o la guerra robotizada; y confía en que la cinta atraiga a "las familias, que la gente más joven vaya con sus padres a verla", porque se abordan situaciones que afectan a los adolescentes de hoy en día.

Hood le encargó que fuera la figura autoritaria del filme, que mantuviera la distancia con el reparto más joven encabezado por Asa Butterfield (Hugo) para evitar que una relación demasiado amistosa en los descansos del rodaje perjudicara la tensión en pantalla.

El director aleccionó también a los jóvenes en ese sentido, así que Ford nunca llegó a hablar de cine con ellos. Fue, dentro y fuera del set, un referente inalcanzable para un grupo de chicos nacidos a finales de los 90, cuando Han Solo, Henry Jones Jr., Rick Deckard, John Book o Richard Kimble hacía tiempo que habían dejado su huella de celuloide.

Ford está convencido, no obstante, de que todos eran conscientes de su trayectoria.

"Uno de los motivos reales que me han permitido continuar con una carrera es que las películas de 'Indiana Jones' y 'Star Wars' han pasado de generación en generación. Eso aún sucede", manifestó satisfecho de un legado que ha terminado limitándole.

"No es una carga, pero es algo que siempre tengo que considerar. Hay que lidiar con el hecho de que has pasado a ser alguien muy familiar con la audiencia por un tipo de cosa, y ahora hay que hacer otras", explicó.

Este mismo año, Ford se prodiga como actor de reparto en largometrajes como la comedia Anchorman 2 (de estreno en diciembre), la cinta de suspense "Paraonia", en la que apareció rapado, y encarnó al director general de los Brooklyn Dodgers en la producción de béisbol con trasfondo racial, "42", que a su juicio es uno de sus mejores filmes.

"No te das cuenta incluso de que Harrison Ford está en la película. Esto es una buena cosa. Habría sido una desventaja para la cinta tenerme a mí pareciendo yo o actuando como yo", indicó.

Su esfuerzo por separarse de su imagen podría obtener recompensa en los Óscar -premio al que solamente estuvo nominado una vez ("Witness, 1985)-, para los que suena ya como uno de los favoritos en la categoría de mejor secundario.

Ford no dio la espalda a hacer televisión, donde "hay ambición real" en un momento en el que Hollywood produce un espectáculo que calificó de "comida rápida visual". Tampoco descartó retomar sus personajes de leyenda.

"¿Va a haber otro 'Indiana Jones'? No lo sé, si lo hay, estaría feliz de hacerlo. ¿ (Secuela de)Blade Runner? No lo sé... si hay un buen guión y finalmente se concreta me encantaría estar involucrado", comentó.

"¿Y qué hay de su participación en la próxima entrega de 'Star Wars'? ¿Lo puede confirmar?", le preguntó Efe.

Ford hizo una pausa y esbozó su característica media sonrisa para responder sin despejar las dudas: "Aún no".