• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hannibal un villano devorado por el rating

Los protagonistas de Hannibal participan en otros proyectos, pero no descartan reunirse para revivir la serie | Cortesía AXN

Los protagonistas de Hannibal participan en otros proyectos, pero no descartan reunirse para revivir la serie | Cortesía AXN

Series de buena calidad han tenido que ser canceladas por falta de audiencia o problemas de presupuesto. Algunas encuentran una segunda vida en las plataformas de Internet

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El doctor Lecter se dio un banquete de carne humana durante tres temporadas. Pero su peculiar dieta hiperproteica no le garantizó una larga vida en la pantalla chica.

Aunque al principio Hannibal gozaba de buena salud –en sus primeras emisiones acumuló más de 4 millones de espectadores en Estados Unidos los números fueron mermando a lo largo de 35 episodios llenos de suspenso, elegancia e inteligencia. Con la advertencia de que sería el adiós definitivo, 1 millón de personas vieron en Estados Unidos el capítulo final del programa que fue cancelado por NBC.

Además de la falta de audiencia, la serie creada por Bryan Fuller estaba teniendo problemas con los derechos de El silencio de los inocentes, pues en la cuarta temporada se iba a incluir el personaje de Clarice Starling.

La violencia y las escenas explícitas fueron otros de los motivos para que el canal de señal abierta de Estados Unidos tomara su decisión. “NBC nos ha permitido elaborar una serie de televisión con la que ninguna otra cadena se habría atrevido y nos ha mantenido al aire a pesar de los datos de audiencia", dijo Fuller en un comunicado.

Desde que la cadena hizo el anuncio el 22 de junio, la legión de fanáticos se pronunció en las redes sociales. #SaveHannibal fue la etiqueta con la que capitalizaron su frustración y esperanza de seguir viendo al doctor Lecter en la pantalla chica.

Las plataformas de televisión por Internet parecían ser una opción viable, pero tanto Netflix como Amazon negaron la posibilidad de transmitir una cuarta temporada.

Con todas las posibilidades reducidas al mínimo, Mads Mikkelsen, actor que protagoniza la serie, se tomó el asunto con calma. “Me imagino fácilmente la vida sin Hannibal. Vivo sin él todos los días, no soy un actor que lleva su personaje consigo. Me encanta estar en el rol, pero sería una mentira decir que me convierto en el personaje”, declaró durante una entrevista a El Mercurio de Chile.

El resto del elenco interviene en otros proyectos, pero no descarta reunirse de nuevo. Hugh Dancy, otro de los protagonistas, trabajará en The Way, la próxima serie de Hulu. Además, el actor produce actualmente el programa 11/22/63, en el que participará James Franco.

Hannibal entra así en la lista de series de buena calidad que han sido suspendidas a pesar de tener todos los elementos para convertirse en favoritas de grandes audiencias.

Buenas, pero canceladas

Pushing Daisies (también creada por Bryan Fuller) fue uno de los programas que tuvo que ser cancelado por ABC tras la huelga de escritores de Hollywood de 2008. La labor de su elenco fue reconocida en los Emmy. Lee Pace fue nominado como Mejor Actor de Comedia, Kristin Chenoweth como Mejor Actriz de Reparto de Comedia y Bryan Fuller como Mejor Escritor de Comedia.

Looking, transmitida por HBO en 2013, contó en dos temporadas las historias de un trío de amigos homosexuales. “Era simplemente un show muy bien hecho que trató la vida gay con madurez y honestidad. Y al parecer no hay suficiente espacio para eso en la televisión”, reseñó la revista Out después de su salida del aire. 

Alcatraz no sobrevivió a la primera temporada. No importó que fuera producida por J. J. Abrams ni que en el elenco se encontraran Sam Neill y el carismático Jorge García de Lost. Fox canceló la serie por la falta de rating. Terra Nova, producida por Steven Spielberg, corrió con la misma suerte en ese canal.

United States of Tara es otra de las producciones que estuvo a cargo de Spielberg y que llegó a un final que muchos consideraron prematuro. Tony Collete, quien debía interpretar a una mujer con trastorno de personalidad múltiple, ganó la simpatía del público durante cuatro temporadas.

Terminator: The Sarah Connor Chronicles fue otra que Fox dejó de transmitir luego de 2 ediciones. SyFy adquirió los derechos de emisión de los 31 episodios, pero luego fue cancelada definitivamente.

Rome fue una superproducción que surgió con la alianza entre HBO, BBC y RAI. La serie contaba con buen rating, pero sus 22 episodios costaron cerca  de 100 millones de dólares, una cifra poco rentable para las empresas que se asociaron.

Otra serie que tuvo el mismo destino fue Deadwood, que se centraba en la fiebre del oro en Dakota del Sur. Ian McShane y Timothy Oyphant se reunieron en pantalla durante tres temporadas, antes de que HBO decidiera no renovarla.


El Dato

Algunas series tienen una segunda oportunidad en Internet. Full House volverá en 2016 a través de Netflix. También lo harán The Killing y Arrested Development, que revivió para una tercera temporada y ya tiene confirmada la cuarta. Unbreakable Kimmy Schmidt, creada por Tina Fey y con 5 nominaciones a los Emmy, es otra de las producciones que se pueden ver en esta plataforma. Community, transmitida por NBC hasta 2014, regresó en mayo con su sexta edición en Yahoo! Screen.

Hannibal

AXN

Mañana, 9:30 pm


izambrano@el-nacional.com