• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hamilton demostró que en el arte no hay minorías

Lin Manuel Miranda

Lin Manuel Miranda

La entrega del galardón, gala que fue presentada por James Corden, reivindicó la diversidad horas después de la masacre de Orlando

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hamilton fue la gran ganadora de la reciente edición de los premios Tony, una ceremonia que se convirtió en una reivindicación de la diversidad solo pocas horas después de la masacre en Orlando. 

El musical a ritmo de hip-hop sobre los padres de la patria, que recibió 11 premios, es una obra del puertorriqueño Lin-Manuel Miranda (música, libreto e interpretación) y además cuenta con un reparto interracial. Al artista que ya había triunfado con In the Heighs, también dirigido por Thomas Kail, se le resistió el premio al Mejor Actor Musical, que se llevó su compañero de escena Leslie Odom Jr. 

Miranda llamó la atención por sus discursos a modo de sonetos y especial resonancia tuvo su frase "El amor es amor y no puede barrerse". 

La presencia latina gracias a la estrella de Hamilton, así como a Emilio y Gloria Estefan con On Your Feet!, y la de la raza negra con obras como Eclipsed o The Color Purple daban una imagen muy distinta de la vista en los últimos premios Oscar. 

Una realidad que ensalzó rápidamente el presentador de los Tony, el comediante James Corden. "Esto es como los Oscar, pero con diversidad. Hay tanta diversidad que Trump ha amenazado con construir un muro alrededor de este teatro", bromeó el británico. 

Aparte de Hamilton, los galardones más importantes del teatro se repartieron entre The Humans (el segundo título más premiado, con 4 estatuillas, incluida Mejor Obra No Musical), A View from the Bridge y The Color Purple, que se llevaron las estatuillas al Mejor Reestreno en Broadway.

Jessica Lange y Frank Langella triunfaron como Mejor Actuación de Teatro No Musical por The Father y Long Day's Journey into the Night, respectivamente.