• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hallan un cuadro de Renoir en una feria vecinal

Pintura de Renoir

Pintura de Renoir

El pequeño cuadro, valuado en US$ 22.000, fue vendido por 7 dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un pequeño cuadro de Renoir vendido por 7 dólares en un mercado de pulgas fue devuelto por la justicia estadounidense al museo de Artes de Baltimore, en el estado de Marylan, de donde fue robado hace 60 años.

Una corte federal de Virginia (este) decidió el viernes que "Paisaje a orillas del Sena" ("Bords de Seine") realizado por Renoir hacia 1879 provenía efectivamente del museo de Baltimore, que afirmaba le había sido robado durante una muestra sobre la pintura francesa en 1951.

"El museo de Artes de Baltimore está feliz al enterarse de que la corte federal del este de Virginia reconoció que 'Paisaje a orillas del Sena', un Renoir que le había sido robado, pertenece efectivamente al museo", se congratuló la institución, que organizará una ceremonia en marzo cuando volverá a exponer la obra.

Fue necesaria una investigación del FBI para entender cómo este cuadro, valorado por la justicia en 22.000 dólares, pudo terminar en un mercado de pulgas de Shenandoah Valley, oeste de Washington, junto a una vaca de plástico y una muñeca.

El caso se remonta a 2009, cuando Martha Fuqua compró un conjunto de objetos, más bien interesada en la vaca de plástico y el marco del cuadro. "Su madre estaba ahí, y cuando vio la palabra Renoir en la obra dijo que tal vez era conveniente llevarla para que la examinara un experto", contó Anne Norton Craner, de la casa de subastas The Potomack Company.

Poco después esta casa organizó una venta, suspendida rápidamente cuando el museo de Artes de Baltimore manifestó dudas sobre la propiedad del cuadro, luego decomisado por el FBI, que llevó el caso ante la justicia para identificar su propietario.

Al buscar entre sus archivos, el museo logró probar que la obra le había sido prestada en 1937 por la esposa de su comprador, un abogado coleccionista que la había adquirido en 1926 en París, y luego robada en 1951.

Los documentos judiciales muestran que Martha Fuqua, apodada por los medios estadounidenses como la "Renoir Girl", buscó aparecer como la dueña del cuadro con el que pretendía obtener entre 75.000 y 100.000 dólares, según diferentes tasaciones.