• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hallan obra de Monet en maleta de Cornelius Gurlitt

En el apartamento del alemán ya se encontraron otras piezas | Foto EFE

En el apartamento del alemán ya se encontraron otras piezas | Foto EFE

Un examen preliminar del lienzo indica que la obra puede ser del año 1864

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A tres meses de la muerte de Cornelius Gurlitt, el coleccionista de arte alemán que tenía más de mil valiosas pinturas supuestamente robadas por nazis, la policía alemana informó que encontró otra obra entre sus pertenencias. La pieza es un paisaje de Claude Monet que fue hallada en el interior de la maleta que llevó al hospital en el que ingresó antes de fallecer.

Se desconocen los motivos del porqué el equipaje no fue recuperado después de la muerte de Gurlitt, quien fue investigado por la supuesta apropiación indebida de cuadros firmados por artistas como Picasso o Matisse.

Este hallazgo se suma a otras obras que fueron encontradas en julio pasado en el interior del departamento que el anciano tenía en Múnich y que incluían una escultura de Edgar Degas.

Los investigadores del caso informaron que abrirán una investigación para determinar si el Monet fue obtenido legalmente por el difunto coleccionista o si, por el contrario, fue adquirido por nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Además, dijeron que la pintura dataría del año 1864, según un examen preliminar practicado al lienzo.

El hallazgo de alrededor de 1.400 lienzos hace más de 2 años en su apartamento fue guardado en secreto durante más de 1 año por las autoridades, que defendieron la necesidad de investigar el sorprendente descubrimiento sin la presión de los medios. Entre los cuadros había obras de Pablo Picasso, Franz Marc, August Macke y Gustave Courbet, así como otras nunca catalogadas y desconocidas de artistas como Marc Chagall y Otto Dix.

A finales de marzo, Gurlitt dijo que tenía intenciones de devolver las obras que anteriormente estaban en manos de familias judías, pero en abril la justicia determinó entregar las pinturas que se le habían confiscado, a pesar de que la investigación seguía en curso.

El hombre no tenía herederos y por ese motivo dejó la totalidad de la colección al Museo de Berna.