• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ednodio Quintero: “Hace falta papel toilet, pero la gente también necesita libros”

Ednodio Quintero busca mantenerse al día en sus lecturas japonesas, a pesar de la dificultad de conseguir esas obras en el país | Foto William Dumont / Archivo

Ednodio Quintero busca mantenerse al día en sus lecturas japonesas, a pesar de la dificultad de conseguir esas obras en el país | Foto William Dumont / Archivo

El autor de Confesiones de un perro muerto defiende la escritura como máxima expresión de la libertad. En Valencia participará en un foro junto con Javier Cercas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los vestigios de una adicción hacen efecto en Ednodio Quintero. “Fui fumador durante 42 años. Me está pegando la altura. Por eso camino tres días a la semana por San Javier del Valle, en Mérida, donde hay un circuito alrededor de un lago”, cuenta el escritor designado para ser el pregonero de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo que comienza el sábado.

Esa afección, sin embargo, no le impide llevar una vida sosegada. “Cada vez que hago ese paseo llevo mi cámara. Hay árboles y pajaritos. También hay un gavilán muy bonito. Cuando paso, siento que me vigila. Leo y escribo. Salgo poco, pero tengo muchos amigos que me vienen a visitar. Tuve que habilitar una habitación para mis libros. También tengo una colección de muñecas japonesas”, señala el autor, un activo usuario de Instagram.

“No me atrae Facebook ni Twitter, me parecen banales. En cambio, me complace mostrar las fotografías que he tomado. Me gusta Instagram porque no hay que hablar mucho”, dice Quintero en referencia a Love is Colder, como titula a la serie de imágenes tomadas durante sus viajes a Japón. “Son mujeres japonesas que veía en la calle. Acumulé centenares de fotos con la intención de que algún editor se entusiasme. Claro, en este país para hacer un libro primero tienes que conseguir el papel”, señala quien es un gran aficionado de la cultura nipona, especialmente la literatura, el ukiyo-e y en menor medida el manga.

A pesar de la tranquilidad que encuentra en su entorno, hay factores que lo incomodan. Los observa, reflexiona y afirma. Por eso, para la feria de Valencia preparó un texto en el que elogia el poder del lenguaje, la escritura y el libro. “Es un elogio a estas expresiones como ejercicio de la libertad. Trato de no hacer proselitismo, pero sí me refiero brevemente a la situación del país, especialmente al estar en un lugar como Valencia, donde nació José Rafael Pocaterra. Hacen falta cinco como él para escribir las memorias de este momento”.

Como Rulfo. Ednodio Quintero se considera afortunado por haber nacido en la alta montaña, en una zona rural sin electricidad. “Me quedó esa marca, como a Juan Rulfo. Luego, he tenido la inmensa dicha de estar varias veces en Tokio, la capital del mundo. También he pasado meses en la selva, durmiendo en hamaca con un tigre cerca. Siempre he pertenecido a la literatura, el uso deliberado del lenguaje con fines estéticos”.

Asegura que en su obra hay una mezcla de esas experiencias, aunque no se inclina por ninguna. “Curiosamente, el primer año que viví en Tokio, de 2006 a 2007, terminé de escribir una novela que me estaba dando mucha guerra: El hijo de Gengis Khan. La segunda se gestó allá, donde se me despertó todo el monte. He tratado de ser más cosmopolita, pero uno no se puede desligar de sus orígenes. Salen los recuerdos, los caballos, los jinetes y la tierra”, indica por teléfono el narrador, que el año pasado publicó los ensayos Tanizaki, el paradigma y Akutagawa, el elegido.

“Actualmente hay una avalancha de literatura japonesa que me rebasa, especialmente en España. Trato siempre de mantenerme al día”, afirma el también profesor en la ULA, quien lamenta que esas traducciones no lleguen al país, a excepción de las novelas de Haruki Murakami. “Hace poco fui a Bogotá y compré muchos libros. Cada uno puede costar más de 20.000 bolívares al cambio. Estamos huérfanos en literatura. Hace falta harina pan y papel toilet, pero la gente también necesita libros”.

Quintero prepara una novela para 2016, pero no quiere revelar nada porque es muy supersticioso. Sí adelanta que este año saldrá una compilación hecha por él de relatos de autores nacionales que se llamará Cuentos memorables.

El autor de La danza del jaguar participará el sábado, como parte de las actividades de la feria, en el foro “Desafíos del libro”, en el que también estará el español Javier Cercas. “Hay que respaldar la feria porque organizar este tipo de eventos es muy complicado por las condiciones en las que estamos”.

Feria Internacional del Libro
de la Universidad de Carabobo
Del 10 al 18 de octubre
Centro Comercial Metrópolis, Valencia