• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Hablar de país en el Día Mundial del Teatro

Hoy el mundo celebra este arte –lo hace cada 27 de marzo desde 1962– por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro de la Unesco | Cortesía

Hoy el mundo celebra este arte –lo hace cada 27 de marzo desde 1962– por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro de la Unesco | Cortesía

Desde 1962 cada 27 de marzo se suma una celebración de ese arte que es espejo y puente en una sociedad. Artistas venezolanos reflexionan sobre su mensaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un puente cultural. Una posible respuesta ante la angustia de estar vivos, o ante la certeza de que se va a morir. Un lugar para mirarse al espejo desde la oscuridad de una butaca. O tal vez unos minutos de diversión. El teatro es para el espectador –y para sus creadores– una y mil posibilidades.

Hoy el mundo celebra este arte –lo hace cada 27 de marzo desde 1962– por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro de la Unesco. No solo incluye una programación especial en los cinco continentes, sino la lectura del mensaje oficial que cada año le corresponde a una figura representativa del arte.

El primero le fue encargado al poeta, crítico y cineasta francés Jean Cocteau. Le siguieron Arthur Miller, Laurence Olivier, Miguel Ángel Asturias, Peter Brook, Pablo Neruda, Richard Burton, Eugéne Ionesco, Darío Fo y John Malkovich, entre otros. Este año le corresponde a Brett Bailey.

El dramaturgo, performer y diseñador surafricano se refiere a ese “irreprensible espíritu de la representación” que se manifiesta donde quiera que exista el hombre. “Bajo los árboles en pequeños pueblos, y en los escenarios altamente tecnificados en metrópolis globales; en pasillos de escuelas y en campos y en templos; en barriadas, en plazas públicas, en centros comunitarios y en sótanos de ciudades del interior, la gente es atraída para compartir en el efímero mundo teatral que creamos para expresar nuestra complejidad humana, nuestra diversidad, nuestra vulnerabilidad, en carne viva, y aliento, y voz”, dice.

El director artístico de la compañía Third World Bunfight y ganador de premios internacionales –incluida una medalla de oro al diseño en La Cuatrienal de Praga en 2007– habla de reunirse para sollozar y recordar, pero también para reír y contemplar con un fin común: disolver las fronteras que dividen al hombre. “Para capturar nuestro aliento colectivo en nuestra habilidad para la belleza y la compasión y la monstruosidad. Venimos a energizarnos y a empoderarnos. Para celebrar la riqueza de nuestras diversas culturas”, afirma.

Entre párrafos se pregunta: “¿Qué nos sentimos obligados a revelar?”. Plantea si en un mundo de poderes desiguales es verdaderamente defendible insistir en que las artes deben andar sin cadenas frente a las agendas sociales.

Bailey se cuestiona finalmente sobre la acera en la que deberían permanecer los creadores: “¿Estamos nosotros, los artistas de arenas y escenarios, conformes con las esterilizadas demandas del mercado, o debemos aprovechar el poder que nosotros tenemos: el de limpiar el espacio en los corazones y las mentes de la sociedad, para reunir a la gente alrededor de nosotros, para inspirar, encantar e informar, y crear un mundo de esperanza y generosa cooperación”.

Programación nacional. Además de los montajes que anuncian las carteleras de las diversas salas, el Centro Nacional de Teatro, junto con la Red Nacional de Teatro y Circo de Venezuela, organizó una programación para celebrar la fecha en varios estados del país.

Esta mañana, en el Centro de Arte Omar Carreño de Margarita, se presentó la pieza Almas encandiladas, ayer murió Luis Castro, dirigida por Gregorio Magdalena, como parte del I Festival de la Red de Teatro y Circo Nueva Esparta 2014.

En Anzoátegui se escenificará Cubagua, una coproducción del CNT y el grupo Cometa Cantaura, escrita por Dennos Miraldo y la adaptación de Luis Vásquez. La representación será en el Teatro Alfredo Sadel de Cantaura a las 7:00 pm.

En el estado Bolívar, la Red de Teatro y Circo de la región leerá el manifiesto Todos juntos con el teatro en la sala La Barraca a las 7:00 pm.

La actividad en Caracas tendrá lugar en el Teatro Principal, a la misma hora, con la presentación del montaje infantil El viaje de Tukui que hará el grupo Kayak, dirigido por Kellyns Herrera.

Más temprano, el grupo Teatrela llevó al Auditorio Gastón Luzardo del Banco Central de Venezuela la pieza Pandemia –que también presentarán durante el Festival de Teatro de Caracas–, dirigida por Costa Palamides. El espectáculo es una versión libre de las obras La gaviota de Antón Chèjov, El pato salvaje de Henrik Ibsen y El pelícano de August Strindberg. La entrada es libre. 
 
Conversaciones del arte. La conmemoración teatral encuentra a un país convulsionado. Una sociedad con un registro terrible: 36 muertos, 1.922 detenciones, 85 presos y torturados durante más de un mes de protesta. En medio de este clima, creadores detienen un momento su paso para responder a la pregunta: ¿De qué le habla el teatro al país en su día?

Orlando Arocha. Director
“Yo creo que el teatro está comenzando a hablarse a sí mismo sobre el país. Está empezando a ver qué le pide la sociedad para dar respuestas. Los eventos han sobrepasado lo artístico, pero evidentemente lo integran. Hoy al teatro venezolano le toca decidir si corre o se encarama. No queda otra que ser espejo y promotor de la discusión, todo lo que pueda aportar. Siento que si hay un momento en que el teatro debería desempeñar un papel importante es este.
A veces el país mira un poco indiferente al teatro. Creo que no ha descubierto el potencial que tiene para el diálogo, el encuentro. Es un arte que tiene mucho que aportar, lo ha hecho a lo largo de la historia”.

Karin Valecillos. Dramaturga
“En este momento el mejor regalo que se puede hacer el teatro es hablar del país. Y la mejor respuesta del país es asistir a la sala. Creo que hemos empezado a vernos, hemos perdido el miedo de hablar nuestro idioma, de contar nuestras historias. Eso es importante. Que cada vez se llene la cartelera de obras sobre lo que nos está sucediendo, porque nos permite reflexionar, conmovernos, intentar entendernos”.

 Marcos Purroy. Productor
“El teatro siempre será necesario. En este momento la reflexión supera a la inspiración y me invita a hacer un teatro necesario: ese que se coloca siempre en la acera de enfrente y critica a un gobierno, este o cualquiera. Porque tengo miedo de que la audiencia se distraiga, se entretenga, huya de la realidad gracias a mi creación. Me sentiría culpable de que el pueblo se acostumbre a lo que estamos viviendo, que tenga que huir de las bombas lacrimógenas para poder llegar a una sala de teatro. El país cambió y frente a eso uno como creador debe evitar convertir al teatro en mero entretenimiento”.

Matilda Corral. Docente
“El teatro dice que hay que seguir adelante creando, haciendo obras, conquistando espacios. Y ojalá que  pronto tengamos más salas para ensayar, que es lo que más falta nos hace. Pienso que el país nos quiere. Está contento porque hay muchos artistas que hacen y dicen cosas distintas. Eso está bien. Somos contestatarios”.