• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

HBO Now: otro escalón hacia el fin de la televisión tradicional

La ventaja de este tipo de servicio es que se puede acceder al contenido deseado sin tener que pagar por todo el paquete de televisión por suscripción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La irrupción de HBO en Apple TV como un canal de televisión independiente supone un hito en la historia de la pequeña pantalla en Estados Unidos, cuya oferta tradicional se descompone frente a las plataformas que distribuyen programación a través de Internet.

Home Box Office presentó el lunes de esta semana HBO Now, una puerta de entrada a todos sus contenidos mediante una suscripción directa  por 14,99 dólares mensuales, sin el prerrequisito de que los usuarios sean clientes de un proveedor de televisión por cable o satélite, como ocurre hasta ahora con su versión online HBO Go.

HBO Now debutará en abril —a tiempo para el estreno de la quinta temporada de Juego de tronos— como aplicación de móvil, como canal de Apple TV y como página web. Además, la compañía adelantó que está en conversaciones para llevarla a otras plataformas de la mano de nuevos socios digitales.

Se trata de una decisión anunciada y esperada por parte de HBO, que durante décadas ha sido el abanderado de la televisión de calidad en Estados Unidos con series como The Sopranos, The Wire y Sex and the City, y más recientemente con True Detective, pero que en los últimos años ha visto cómo otras ofertas le comían terreno.

HBO, una subsidiaria de Time Warner, se distribuía en exclusiva como contenido para clientes de cable o satélite dispuestos a pagar dólares extra (entre 10 y 15) en su factura de televisión, cuyo precio mínimo suele rondar los 50 dólares mensuales, para ver los programas de los que todo el mundo hablaba. Los cambios en el sector impulsados desde Internet por Netflix y Hulu, principalmente, y el fácil acceso a programas de HBO, Showtime y otros servicios de televisión premium mediante el pago a la carta (Apple TV, Amazon) han terminado por forzar la decisión de HBO de romper su exclusividad con el cable.

“Vivimos en una época en la que el consumidor de contenido se está beneficiando de esta memorable competencia entre los canales de señal abierta, los de cable y las plataformas de Internet. ¿Quién gana en esta batalla?, la audiencia”, dijo Tom Nunan, expresidente de NBC Studios (NBC-Universal Television) y UPN (The CW).

Otras opciones. La cadena CBS ya cuenta con algo similar a lo anunciado por HBO y Showtime prepara su propia oferta, mientras que el proveedor de televisión por satélite Dish Network lanzó este año Sling TV, una plataforma independiente de distribución de canales por Internet, entre los que está AMC (The Walking Dead), ESPN y CNN.

“Era algo que el mercado demandaba”, indicó Nunan, quien ahora es dueño de la productora Bull's Eye Entertainment e imparte clases en la Facultad de Teatro, Cine y Televisión de la Universidad de California, en Los Ángeles. “No tiene sentido que tengamos en la caja del cable 200 canales de los que nos interesan 3”, señaló Israel Niezen, presidente de U.S. Hispanic y América Latina de la empresa Telescope, especializada en fomentar la relación del espectador con los contenidos televisivos a través de las nuevas tecnologías.

Para Niezen, la maniobra de HBO es un “negocio redondo” desde el punto de vista económico y estratégico. Llegará a un sector de espectadores jóvenes reacios a pagar por los canales de cable o satélite, acostumbrados ya a ver televisión cuando les parece, no cuando se la programan, gracias a las plataformas digitales. Unos televidentes que, en el largo plazo, irán reemplazando a los más veteranos y con ello consolidando esta forma diferente de ver televisión.

“El precio de HBO Now no va a hacer que a un consumidor como yo, de 53 años, le compense cambiar del cable a Internet”, indicó Nunan, que en ese sentido no ve HBO Now como una amenaza al cable en el corto plazo, pero sí como un síntoma de que “un nuevo día ha llegado”.

“Durante muchas décadas los proveedores de contenidos –como las redes de cable– vivían de distribuir programas alquilados (producidos por terceros). Ahora van a tener que empezar a crear los suyos propios. O lo hacen o desaparecen. ¿Para qué necesito Time Warner si puedo tener relación directa con NBC?”, expresó Nunan.