• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Guerra de las Galaxias pudo haber sido diferente

Guerra de las Galaxias / Reuters

Guerra de las Galaxias / Reuters

Mientras se aguarda el estreno de Episodio VII en 2015, un cómic mostrará a un Darth Vader sin asma

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un Luke Skywalker matusalénico. Un R2-D2 que habla. Un Han Solo gigante, verde y con branquias. Y un Darth Vader sin asma. Así pudo haber sido La Guerra de las Galaxias. Y así será en cómic a partir del miércoles 4 de septiembre, cuando el sello Dark Horse publicará en Estados Unidos el primero de los ocho libros de historietas The Star Wars, adaptación fiel del borrador inicial del que George Lucas escribió la primera palabra en el invierno de 1973 y la última en mayo de 1974, mes de su cumpleaños (el día 14) y del estreno de todos los episodios de la saga hasta la fecha.

“Siempre me ha fascinado este universo alternativo y ha dado la casualidad de que hemos tenido el momento de hacerlo justo antes de embarcarnos en ese pequeño filme independiente, Episodio VII”, afirma, con humor Jonathan Rinzler, director ejecutivo de Lucas Film y autor del libro oficial The Making of Star Wars, que llevaba 12 años en la compañía intentando convencer a George Lucas de que esta historia merecía la pena ser contada en viñetas. Y justo cuando dio su beneplácito, llegó la revolución con la venta de la productora a Disney y los preparativos para la superproducción Episodio VII que dirigirá J.J. Abrams y se estrenará en 2015.

Mejor que el original. La historia que Rinzley tiene que contar, con ayuda de Mike Mayhew, el dibujante de Marvel que ha asumido la tarea, es un caramelo para el fan acérrimo de la saga. La lucha entre jedis y sith, los guerreros luminosos y oscuros que controlan la Fuerza, respectivamente, se mantiene. Pero muchas cosas cambian, tanto en los personajes como en la trama.

Luke Skywalker es aquí un general maduro, “que podría tener 200 o 300 años”, afirma Rinzler. Han Solo, un alienígena anfibio con un carácter que nada tiene que ver con la socarrona interpretación de Harrison Ford. Darth Vader se lleva la peor parte. El villano se queda sin casco de samurai, sin cuerpo mecánico, sin sable láser, sin esa respiración sibilante y hasta sin el poder de la Fuerza. La trama es un licuado en el que se cruzan acontecimientos de El imperio contraataca, como la agónica persecución entre naves espaciales en un campo de asteroides o el desenlace de El retorno de jedi. Hasta se repite la escena en que el peludo Chewbacca se hace con un tanque, en este caso flotante y no bípedo.

Mike Mayhew, el ilustrador del cómic, lo tiene muy claro: “¡Esta historia es increíble! Me atrevo a decir que es mejor que la original” exclama entusiasmado, sin temer a los millones de fans que puedan estar afilando el sable láser. “La Guerra de las Galaxias es el filme que George e Industrial Light and Magic (la división de efectos visuales de Lucas Film) pudieron hacer entonces. La historieta The Star Wars es el filme que George e ILM soñaron con haber hecho”, concluyó Mayhew.