• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Para mí este Grammy es una resurrección”    

La ceremonia se realizará en Las Vegas el 19 de noviembre | Foto Cortesía Pampero

La ceremonia se realizará en Las Vegas el 19 de noviembre | Foto Cortesía Pampero

Juan Vicente Torrealba espera tener buena salud para ir a Las Vegas en noviembre a recibir su premio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No fue estrictamente una rueda de prensa. La cita que tuvo lugar ayer en el salón Ocamo del hotel Meliá Caracas fue el reencuentro, después de unos cuantos años, de Juan Vicente Torrealba con los medios de comunicación de su país. Por eso las preguntas, incluso cuando eran realmente preguntas, venían acompañadas de elogios, agradecimientos y confesiones.

“Para mí este Grammy es una resurrección”, dijo desde su silla de ruedas el artista de 97 años de edad que será reconocido el 19 de noviembre en Las Vegas, Estados Unidos, con el galardón que otorga el consejo directivo de la Academia Latina de la Grabación.

Aplaudido con furor nacionalista, Torrealba aclaró en varias ocasiones que jamás ha contado con ayuda del Estado venezolano. Recordó que él y su agrupación Los Torrealberos fueron vetados en tiempos de democracia porque habían participado en eventos convocados por el dictador Marcos Pérez Jiménez. 

“Desafortunadamente he sido marginado en mi país”, dijo el autor de "Concierto en la llanura" en uno de los pocos momentos de seriedad de una reunión en la que privó su chispa humorística como muestra de la agilidad de su mente, aunque a veces perdía el hilo.

“Iré a Las Vegas si me siento bien, si la salud me acompaña, porque ya estoy acercándome a los 100 años. ¡Cuando ustedes tengan esta edad sabrán cómo es la cosa!”, bromeó el arpista, que desató carcajadas. “Es un placer que el premio no sea mío, sino de todo el pueblo venezolano, que está viviendo un momento muy difícil. Ustedes lo saben, pero hasta ahí llego yo en esa materia”.

Carolina Torrealba, una de sus hijas, le servía de apuntadora. Cada reportero o admirador –como el caso del cantante Henry Stephen– se acercaba hasta donde estaba para transmitirle sus inquietudes. “Tengo algunas lagunas, ¿saben? Casi como el lago de Valencia”, decía y reía.

“Yo sé de ordeño, de las queseras y del llano. Del Grammy no sé nada porque es el primero que me dan. Lo iré conociendo poco a poco”, expresó el músico, que aprovechó para presentar su libro El llano de Juan Vicente, en el que relata historias de su infancia y su juventud, como cuando un tío suyo lo llevaba a los ‘burriaos’, unos bailes amenizados con arpa, cuatro, maracas y mujeres de la mala vida, “que no era tan mala”.

Torrealba, a quien Vale TV le dedicará un programa el domingo 20 de julio a las 8:30 pm, considera que la cultura en Venezuela está “aporreadita”. Lamenta que sea difícil convencer a la juventud de amar la música de raíz tradicional. Y confiesa que su ilusión es difundir aún más su obra en formato sinfónico, como la han mostrado, en espectáculos organizados por el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, directores como Gustavo Dudamel y Andrés Silva, quien estaba sentado frente a él.