• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Grafiteros egipcios boicotearon Homeland

Claire Danes ha ganado dos Globos de Oro por su papel en Homeland | Foto AP

Claire Danes ha ganado dos Globos de Oro por su papel en Homeland | Foto AP

Heba Amin y Caram Kapp, quienes fueron contratados por la producción, escribieron en un set consignas en contra de la serie

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Artistas egipcios contratados para hacer grafitis en un decorado de la quinta temporada de Homeland decidieron boicotear la producción por considerarla racista.

Heba Amin y Caram Kapp escribieron frases en contra de la serie protagonizada por Claire Danes, que pudieron ser vistas en un episodio que se transmitió en Estados Unidos el 11 de octubre.  

Amin señaló que lo hicieron para poner en evidencia que los realizadores de Homeland "no saben nada de la región y de los temas que están mostrando", como el mundo árabe y musulmán, así como el terrorismo islamista.

El pasado verano, Amin y Kapp fueron llamados por el artista y editor Stone para realizar grafitis en árabe que dieran un toque de realismo a un set de Homeland, en Berlín, que recreaba un campo de refugiados sirios en Jordania.

Los grafiteros, que se identifican como Arabian Street Artists, se lo pensaron dos veces debido a la fama de la serie. No obstante, decidieron hacerlo para mostrar su insatisfacción, además de la falta de exactitud y errores de la producción. "Al principio decidimos hacer pintadas que muy pocos podían entender, como expresiones populares árabes que tienen un doble sentido. Pero cuando vimos que nadie se daba cuenta de lo que hacíamos, empezamos a improvisar", relató Amin.

En algunos de los grafitis se pueden leer insultos directos a la serie, como "Homeland es racista" y "Homeland es un chiste, pero no nos hizo reír", pero también otros mensajes menos obvios como "Homeland es una sandía", expresión que en árabe coloquial significa estúpido o vacío.

El artista aseguró que es increíble ver su trabajo en la pantalla y admitió que, de no haberlo hecho público, pocos se habrían dado cuenta de los mensajes.