• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Goya se pintaron de Azul y no tan rosa

"Las disficultades se superan... ¡Viva Venezuela!", dijo Ferrari en su emotivo discurso de agradecimiento | EFE

"Las disficultades se superan... ¡Viva Venezuela!", dijo Ferrari en su emotivo discurso de agradecimiento | EFE

El filme se impuso ante otras tres producciones como la Mejor Película Iberoamericana en la vigésima octava edición del galardón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ópera prima de Miguel Ferrari, Azul y no tan rosa, obtuvo el galardón a Mejor Película Iberoamericana en la 28ª edición de los premios Goya, primero para Venezuela después de ocho nominaciones anteriores.

El filme venezolano se impuso ante la argentina El médico alemán. Wakolda de Lucía Puenzo, la chilena Gloria de Sebastián Lelio y la mexicana La jaula de oro de Diego Quemada-Diez.

En su discurso de agradecimiento, Ferrari agradeció emocionado a los valientes actores que se atrevieron a interpretar a los personajes de su película. Entre ellos se destacan los protagonistas Guillermo García, Ignacio Montes, Carolina Torres e Hilda Abrahamz, quienes estuvieron presentes en la ceremonia de premiación junto con Daniela Alvarado, Alexander Da Silva y Sócrates Serrano, entre otros.

La última vez que Venezuela fue postulada al Goya fue hace 15 años, cuando se postuló la película Amaneció de golpe de Carlos Azpúrua.

En Azul y no tan rosa, al joven fotógrafo Diego (García) le cambia la vida al comprometerse con su novio (Serrano) y al recibir en su casa a su hijo (Montes), con quien no compartía desde que era un niño. Junto con sus amigas, la transexual Delirio (Abrahamz) y la melodramática Perla Marina (Torres) comienza a conocer de qué se trata la paternidad.