• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Los Globos de Oro son un premio relajado”

<i>12 Years a Slave</i> también fue nominada por el sindicato de directores, cuyo galardón se entrega el 25 de enero | Foto AP

12 Years a Slave también fue nominada por el sindicato de directores, cuyo galardón se entrega el 25 de enero | Foto AP

El periodista argentino Gabriel Lerman ofrece una visión desde adentro del segundo galardón en importancia después del Oscar  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Corresponsal del diario catalán La Vanguardia, entre otras publicaciones, el periodista de origen argentino Gabriel Lerman prefiere reservarse los votos que emitió en los Globos de Oro por respeto a las normas de los premios de cine y televisión que se entregan mañana en el hotel Hilton de Beverly Hills. Sin embargo, considera que Gravedad, una de las tres películas de la categoría de drama que se ha exhibido en Venezuela, es un buen ejemplo de la calidad de las competidoras.

“Es un año de buenas películas, sin duda. Cualquiera sea la ganadora, va a ser una sorpresa para todos. El hecho de que 12 Years a Slave y American Hustle tengan mayor número de postulaciones no las hace favoritas automáticas. Estaríamos minimizando las posibilidades de Gravedad, que solamente tiene una actriz y un actor y no podía sacar más nominaciones”, advierte por teléfono quien es uno de los 16 votantes iberoamericanos entre los casi 90 miembros de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood.

—¿Confirma usted que la ceremonia de los Globos de Oro es más divertida que los Oscar?

—Es un ambiente completamente diferente. En el Oscar, las celebridades tienen que estar todas sentadas en sus butacas mirando un show que dura tres horas. En los Globos de Oro, la gente se sienta en mesas en donde primero se les sirve una cena y luego corre el champán de manera extraordinaria. Se cambian de mesa para hablar con los que están al lado, o pueden irse a la barra libre de la parte de atrás, donde pides gratis lo que quieras para tomar. Es un ambiente muchísimo más relajado. Si bien se organiza con mucha profesionalidad, tampoco es que nos tomamos esto muy en serio. No sé si se acuerda de Ricky Gervais en 2012 burlándose de la asociación que entrega los premios sin ningún problema. No hay tanta formalidad. En ese aspecto, ahora los del Oscar están tratando de seguirnos los pasos.

—¿Por qué dividir los premios más importantes en drama y comedia, si hay películas inclasificables?                               

—Lo de comedia y drama fue algo que nosotros heredamos. Tiene que tener en cuenta que se cumplen 71 años de la primera entrega de los Globos de Oro y nosotros seguimos la tradición. Cuando empezó esto, era mucho más fácil dividir qué es un drama y qué es una comedia. En el cine contemporáneo hay mucha más libertad para poner elementos dramáticos en una comedia o viceversa. Los que proponen la clasificación son los estudios que postulan las películas, no nuestra organización. Luego, hay un comité interno que la revisa y decide si está bien o hay que modificarla. Incluso tienen un método matemático para contar las escenas de drama y humor. American Hustle había sido postulada como drama y nosotros le dijimos a la compañía Sony Pictures que tenía que cambiar la categoría.

—Si hubiera un sexto cupo para otra película extranjera, ¿hubiera incluido una de Latinoamérica?

—La categoría de Mejor Película Extranjera es una de las que necesita una reforma interna dentro de los Globos de Oro, si lo comparamos con el Oscar. Pesan mucho las estrategias de campaña de las compañías que distribuyen esas cintas en Estados Unidos. Gloria, la película chilena, es una de las que ha pisado más fuerte y quizás le vaya mejor en el Oscar. En lo personal, tengo que reconocer que no me fascina. La representante argentina, Wakolda, también está bien. Cuando aparece una gran película de cualquier país, en general, termina entrando en los Globos de Oro. Pero no creo que ninguna de las latinoamericanas de este año haya sido particularmente maravillosa.


Mejor Actriz de Drama

Cate Blanchett

La socialité venida a menos de Blue Jasmine, una de las eventuales incursiones de Woody Allen fuera de la comedia, acapara aproximadamente 75% de las apuestas para ganar mañana, según el portal de juego en línea Oddschecker.com. Le sigue Sandra Bullock, por Gravedad (22%). En el renglón de comedia o musical, la favorita es Amy Adams, por American Hustle (57%). Y como actriz secundaria de cualquier género cinematográfico, las preferencias recaen sobre su compañera de reparto Jennifer Lawrence (50%).  


Mejor Director

Alfonso Cuarón

Más que por un trabajo de realizador cualquiera, el nativo de Ciudad de México de 52 años de edad es visto como un pionero de nuevas fronteras del arte cinematográfico debido a Gravedad, y los apostadores de Oddschecker.com, hasta ayer, habían depositado aproximadamente 60% de sus jugadas sobre él. Le escoltaba Steve McQueen, por 12 Years a Slave (37%). American Hustle (40%) aparece como favorita en la categoría de Mejor Guion gracias a los teclados del también director David O. Russell y de Eric Warren Singer.   


Mejor Comedia o Musical

American Hustle

La recreación de la avaricia de un estafador de medio pelo de finales de los años setenta por parte del director David O. Russell (Nacido para vencer, Los juegos del destino), según los jugadores de Oddschecker.com, no tendrá rival: acumula aproximadamente 73% de las apuestas. Muy atrás aparecen The Wolf of Wall Street, de Martin Scorsese (15%); Her, de Spike Jonze (10%); Nebraska, de Alexander Payne (menos de 2%) y, perdida en fracciones insignificantes, Inside Llewyn Davis, de los hermanos Coen.      


Mejor Drama

12 Years a Slave

Para la mayoría de los apostadores (lo que dista de ser un pronóstico infalible de lo que ocurrirá mañana), se da por descontado que el drama esclavista situado en el siglo XIX y basado en hechos reales, del realizador británico Steve McQueen, se impondrá en la categoría reina de los Globos (68% de las jugadas). Las principales amenazas serían Gravedad de Alfonso Cuarón (12%), Capitán Phillips de Paul Greengrass y Philomena de Stephen Frears (ambas con 8%). Rezagada en la pista, Rush: pasión y gloria (5%).   


Mejor Actor de Drama

Chiwetel Ejiofor

El nombre de origen nigeriano es complicado de pronunciar, pero vaya aprendiéndoselo porque lo escuchará varias veces en el naciente 2014. El intérprete de Solomon Northup, carpintero y músico libre del norte de Estados Unidos secuestrado y forzado a la esclavitud en 1841, es favorito por 12 Years a Slave (cerca de 40%), pero la competencia está muy reñida con Matthew McConaughey (The Dallas Buyers Club). Leonardo Di Caprio (53%) arranca como el lobo en comedia o musical (53%), por The Wolf of Wall Street.  


Mejor Película Animada

Frozen: una aventura congelada

El musical de Disney, llevado a números redondos, reúne 100% de las apuestas de Oddschecker.com de la categoría de los muñequitos, por encima de fracciones de unidad de Mi villano favorito 2 y Los Croods. El melodrama escarchado de las princesas Elsa y Anna también debería ganar de manera sobrada en Mejor Canción, “Let It Go” (“Libre soy”, en español). Italia cantará el himno nacional, según estos pronósticos, en la categoría de Mejor Película Extranjera gracias a La gran belleza (50%), seguida de La vida de Adèle (Francia, 42%).


Mejor Serie de Drama de TV

Breaking Bad

La sombría producción de crimen del canal de cable AMC acumula 69% del favoritismo. Behind the Candelabra sería la mejor película para televisión o miniserie (con el respectivo galardón de interpretación para Michael Douglas). Girls, la triunfadora en serie de comedia o musical. Bryan Cranston (Breaking Bad), el ganador como actor de drama, y Michael J. Fox (The Michael J. Fox Show), su émulo en la comedia. Kerry Washington (Scandal) y Julia Louis-Dreyfus (Veep) se quedarían con las respectivas categorías femeninas.