• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Globos de Oro sólo aclaran categorías de actores

Daniel Day-Lewis, ganador de Mejor Actor en Drama por “Lincoln” | Foto: Agencias

Daniel Day-Lewis, un tiro al piso | Foto: Agencias

Argo se impuso sobre Lincoln, favorita del Oscar, aunque en años recientes ambos premios discreparon

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Argo, Los miserables y Django sin cadenas, tres películas a las que no les fue tan bien en las postulaciones del Oscar (al menos en la categoría de Mejor Director), triunfaron el domingo en los Globos de Oro. Lincoln de Steven Spielberg salió con una única estatuilla del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, curiosamente, una de las locaciones que se usó en Argo, como escenario de la rueda de prensa del filme ficticio que se preparó para rescatar a unos diplomáticos estadounidenses perseguidos en Irán durante la crisis de rehenes de 1979.

Cuando se anunciaron las candidaturas de los premios de la Academia de Cine de Estados Unidos, el pasado jueves, un día antes había expirado el límite para que los corresponsales de la prensa extranjera de Hollywood (que entregan los Globos) emitieran su voto, por lo que es difícil determinar hasta qué punto hubo una contestación, más que un baile pegado, entre un galardón y el otro.

Con la vista en la edición 85 del Oscar, luego de la número 70 de los Globos de Oro parecen más claras las categorías de intérpretes: sobre todo Daniel Day-Lewis (Lincoln) en Mejor Actor Principal, Jessica Chastain (Zero Dark Thirty) en Actriz Principal y Anne Hathaway (Los miserables) en Actriz Secundaria. Jennifer Lawrence (Globo de Oro por su papel en Silver Linings Playbook) luce como único obstáculo en el camino de Chastain. También es bastante probable que se repitan en el Oscar los triunfos de Amour, de Michael Haneke, como Película Extranjera, y de Adele por su canción en Skyfall. En Cinta Animada, los corresponsales extranjeros prefirieron a Valiente, de Pixar, aunque los pronósticos del Oscar apuntan a Frankenweenie.

Otras discrepancias. La biografía Lincoln pierde algo de brillo en la ruta al Oscar (Argo ganó el domingo como Mejor Drama y Mejor Dirección, la de Ben Affleck), aunque no sería la primera vez que Globos de Oro y Academia discrepan. El aviador (en 2005), El secreto de la montaña (en 2006), Babel (en 2007), Expiación (en 2008) y Avatar (en 2010) son algunos ejemplos recientes de películas que premiaron los corresponsales extranjeros, pero no se llevaron el Oscar al Mejor Filme. Sí hubo coincidencia con Quisiera ser millonario en 2009 y El artista el año pasado.

La animación conjunta de Tina Fey y Amy Poehler (“ellas debieron haber presentado todos los premios, en vez de ceder su lugar a algunas parejas de actores más bien catastróficas”, señaló el portal estadounidense Hitfix.com), el emotivo discurso de Jodie Foster como receptora del premio honorífico, la intervención especial de Bill Clinton para presentar el filme Lincoln y las palabras de Adele y Lena Dunham (Mejor Actriz de Comedia de TV por Girls) cuando recibieron sus estatuillas fueron destacados de manera casi unánime por la prensa especializada como los mejores momentos de la gala. Ben Affleck, entre tanto, recibió críticas por olvidar el nombre de su productor George Clooney cuando agradeció su trofeo de Mejor Director. También la cantante Taylor Swift por poner mala cara cuando la derrotó Adele.

La televisión por cable barrió a la abierta

Ni siquiera Modern Family en el apartado de Serie de Comedia (tampoco Sofía Vergara tuvo suerte como Actriz de Reparto) salvó el honor de las grandes cadenas estadounidenses de señal abierta como ABC, CBS, NBC y Fox. En sus premios de televisión, los Globos de Oro establecieron una hegemonía absoluta de las producciones elaboradas para el cable, en líneas generales las más arriesgadas desde un punto de vista artístico: Homeland, de Showtime, entre las series de drama, y Girls, de HBO, entre las comedias. La película hecha para TV Game Change, también de HBO, arrasó con tres estatuillas, entre ellas la de Julianne Moore por su interpretación protagónica como la ex candidata republicana a la Vicepresidencia de Estados Unidos Sarah Palin.

El eterno debate: elogiar el vestido o a quien lo lleva

La próxima cinta de Iron Man, que se estrena en mayo, planteará como gran pregunta: ¿al fin y al cabo, qué es más importante, el traje o el superhéroe? De la misma manera, en las alfombras rojas de los premios nunca queda claro si los elogios van más al vestido o su dueña. Claire Danes, por ejemplo, fue la vencedora el domingo si se hace un sondeo en los sitios en Internet de medios como Hitfix, Moviefone, Good Morning America, Los Ángeles Times y Huffington Post, aunque más que su traje, impresionó la manera en que lució semanas después de tener un bebé. Al igual que Danes, Anne Hathaway, Tina Fey y la poco conocida Kerry Washington tuvieron idéntico registro de cuatro opiniones positivas y ninguna negativa. También llovieron aplausos para Jessica Alba, Marion Cotillard y Katharine McPhee. Quizás el caso que más división despertó fue el de Lucy Liu y su Carolina Herrera (tres votos buenos, dos malos). Las más destruidas por los expertos: Jessica Chastain (un voto bueno y cinco malos), Jennifer López (uno y tres), Halle Berry y Jennifer Lawrence (ambas con uno y cuatro) y Lena Dunham (cero y cuatro).