• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Giros florales estallan en un paraíso cromático

Las obras fueron realizadas entre los años 2012 y 2016 | Foto MANUEL SARDÁ

Las obras fueron realizadas entre los años 2012 y 2016 | Foto MANUEL SARDÁ

El artista reúne casi una treintena de piezas en pequeño y gran formato, en las que el movimiento y las formas se relacionan en un homenaje a la vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Justo Osuna tenía más de tres lustros sin mostrar su obra en Caracas. Nacido en Anzoátegui a comienzos de la década de los sesenta, el pintor cuenta que ha pasado los últimos años presentando sus lienzos cromáticos entre Europa y Estados Unidos, y que de un momento a otro se dio cuenta de que había que volver a la ciudad que en un momento fue epicentro del arte nacional.

Así que se encontró nuevamente con la Galería Dimaca, que en otra época le había hecho una individual, y trajo Órbitas, como una continuación en movimiento y forma de lo que ha sido su tema central: la naturaleza.

Su propuesta la integran 26 piezas en diversos formatos. Son bombas de color que estallan en la visión del espectador; vibran como la brisa, se mecen en un mundo onírico donde gobiernan la calma y la vida. La exhibición, que será inaugurada el sábado en la galería ubicada en Los Palos Grandes, incluye los textos de Roberto Alonzo Figueroa.

Las piezas fueron realizadas en carboncillo y acrílico entre el año 2012 y el actual. En algunas se esconden referencias a otros artistas. Los nenúfares de Claude Monet, los girasoles de Van Gogh y hasta el melodioso llano de Simón Díaz dejaron huella en algunos de los cuadros de Osuna. Y en el centro de todo, donde antes habían estado los grillos y los árboles, ahora habita la flor. Su polen y su sinuosidad se esparcen por la tela, en círculos y puntos que dan vueltas sobre sí mismos.

"Órbitas forma parte de un paisaje sideral, cosmogónico, en el que las esferas, como la vida, comienzan a moverse en un mundo interior. En ellas transmuto mis vivencias, mi cotidianidad, el lugar de donde provengo que me inspira y que luego llevo al taller. La muestra ha sido mi recorrido en esta figuración abstracta", expresa el pintor.

Su vínculo con la temática orgánica, afirma Osuna, viene de su formación en la Escuela de Artes Armando Reverón, y ese constante observar a los maestros. Los tonos varían de acuerdo con su emoción: en una época fueron oscuros, grises, de tala y quema. Actualmente, y a pesar de que el país vive una terrible crisis social y política, el artista decidió darle la vuelta a la depresión: quiso llenar sus cuadros de luz, como una suerte de esperanza pictórica.

"Tenemos que demostrar con nuestro trabajo que debemos seguir alimentando el espíritu de quienes han caído, quienes se sienten golpeados. Que la obra motive, y esta es una de mucho amor. Trato de zafarme de los fantasmas para darle vida a lo que creo que aún tenemos y seguir marcando pauta en las artes plásticas", remata.

FICHA:

Órbitas

Galería Dimana, avenida Andrés Bello de Los Palos Grandes con la 2º Transversal

Inauguración: sábado, 11:00 am

Entrada libre