• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El ilusionismo de Abelardo Morell expuesto en el museo Getty

Reproducción de la fotografía titulada "Bombilla", tomada en 1991 por el fotógrafo cubano Abelardo Morell, que forma parte de la exposición retrospectiva "Abelardo Morell: The Universe Next Door" / EFE

Reproducción de la fotografía titulada "Bombilla", tomada en 1991 por el fotógrafo cubano Abelardo Morell, que forma parte de la exposición retrospectiva "Abelardo Morell: The Universe Next Door" / EFE

"Veo el mundo como si fuera una foto. Siempre estoy mirando la otra posibilidad de una escena", dijo el artista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Museo J. Paul Getty de Los Ángeles inauguró hoy una exposición retrospectiva sobre la obra del fotógrafo cubano Abelardo Morell quien ha hecho carrera a base de experimentar con los fundamentos de la fotografía para crear una ilusión de imágenes imposibles.

Titulada "Abelardo Morell: The Universe Next Door", la muestra parte de la etapa más hogareña de este artista en los años 80, cuando convirtió su casa en Massachusetts en un laboratorio de luces y sombras, hasta su fase paisajística más moderna.

"Veo el mundo como si fuera una foto. Siempre estoy mirando la otra posibilidad de una escena. Normalmente hay gente que me ve trabajando y me pregunta: '¿por qué estás haciendo esa foto? No hay nada interesante ahí'. Para mí, hay muchas cosas que se revelan cuando uno lo ve en una foto", aseguró el autor a Efe.

Nacido en Cuba en 1948 y criado en EE.UU., Morell descubrió su pasión por retratar el proceso fotográfico en sí mismo en 1991 cuando con afán educativo construyó una cámara para enseñar a un grupo de estudiantes cómo se generaba una foto.

Una caja vacía de vino, una bombilla incandescente y la exposición adecuada capturaron el instante fotográfico, como si un truco de magia se tratara, que quedó inmortalizado en su "Light Bulb", una de las imágenes que recibe al visitante en el centro Getty.

Ese mismo año decidió convertir su dormitorio en una gran cámara oscura. Cerró todas las ventanas y dejó que la luz entrara por un solo punto en la estancia. Situó sus lentes en el cuarto y esperó como un chef a que se cocinara la imagen a fuego lento.

Ocho horas después el resultado fue "Camera Obscura: Houses Across the Street in Our Bedroom, Quincy, MA", la proyección invertida de las casas de sus vecinos en la pared de su dormitorio, sobre la cama.

Esa forma de inmortalizar el entorno se convirtió en una de sus señas de identidad y en años venideros recorrería varias ciudades del mundo, desde Nueva York hasta Venecia, donde diferentes habitaciones se convertirían en su lienzo.

El blanco y negro y la cámara analógica dejó paso al color y los sistemas digitales.

Finalmente terminó por emanciparse de las construcciones estáticas para probar suerte al aire libre con una tienda de campaña que equipó con un periscopio para conducir la luz reflejada en el entorno hacia el suelo.

Así capturó parajes como los parques nacionales de Yosemite y Yellowstone, o el puente Golden Gate de San Francisco, sobre pedazos de baldosas, sobre tierra, piedras y hierbas, lo que le da a la obra una textura que en algunos casos parece propia de la pintura impresionista.

"Trabajo mucho para lograr una cosa que luzca como si fuera hecho con Photoshop. Me interesa estar en frente de la realidad, hacer una cosa extraña con ella", explicó el artista que reconoció la influencia que tuvo en su vida el movimiento del surrealismo.

En los 80, Morell se dedicó a plasmar con su cámara los elementos cotidianos desde la perspectiva de un niño, en los 90 también expresó sus inquietudes a través de fotos de retazos de papel, desde mapas arrugados transformados en montañas con lago hasta el efecto de luz en un libro braille.

Esta temática continuó con el cambio de milenio. En 2006 plasmó en blanco y negro siete millones de dólares amontonados en la Reserva Federal y en 2012 reprodujo el perfil de su rostro con el borde de un montón de papeles.

El autor, que dará una conferencia en el centro Getty el próximo jueves, tiene previsto viajar a España a finales de mes para pasar 10 días intentando fotografiar los mismos paisajes de Toledo pintados por El Greco, pero equipado con su tienda de campaña con periscopio.

Un desafío que le resulta muy estimulante, según contó a Efe, ya que servirá para conmemorar los 400 años del fallecimiento del artista que se cumple en 2014.

Posteriormente, espera poder ir a Francia para recoger con su técnica fotográfica lo que Claude Monet plasmó en sus lienzos.

"Abelardo Morell: The Universe Next Door" es una exposición organizada en conjunto por The Art Institute of Chicago, J. Paul Getty Museum de Los Ángeles y High Museum of Art de Atlanta.

La exhibición, que pasó por Chicago este verano, estará en Los Ángeles hasta el 5 de enero.