• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Gerry Weil arma un exquisito trabuco para sentir el jazz

El show incluirá artistas como Prisca Dávila, Pablo Gil y Noel Mijares

El show incluirá artistas como Prisca Dávila, Pablo Gil y Noel Mijares

El pianista y compositor presentará su tradicional espectáculo navideño, al que le pondrá ingredientes del rap

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No tengo idea de lo que hice. Pero sé que sonó bien”, dice Gerry Weil al finalizar en el piano una melodía compuesta por Wayne Shorter, quien fue saxofonista de Miles Davis. Es una pieza compleja, encantadora; es la primera vez que el músico austríaco-venezolano la ejecuta.


Antes de comenzar la entrevista, Weil imparte una de sus clases y todos los presentes escuchan atentos. Él explica que a veces los acordes se ponen ácidos, que se cortan y van hacia el final. Se oye un si bemol. “En música si rompes las reglas y suena bien, la regla es romper la regla”, le dice al alumno.

Entonces alguien llama por teléfono. La gata, gorda, se acerca al salón desde el marco de la puerta y maúlla y salta al sofá; va como empujada por un pellizco divino. Y mientras todo ocurre, Weil habla de la vida y la música, de los malos pagos, de sus estudiantes y también de Navijazz, el espectáculo que es tradición en diciembre y que este año alcanza su primera década. Con casi 80 años de edad, Gerry Weil no está ni remotamente cansado.

“La música es un gesto de amor, de lo divino hacia nosotros, y nuestra respuesta con pasión y agradecimiento. Si crear, enseñar, componer, estudiar y hablar de música está conectado con la luz, con algo hermoso e incorruptible, el trabajo no es trabajo. Por eso no hay cansancio”, agrega quien mañana subirá al escenario del Centro Cultural BOD para presidir un concierto que incluirá improvisaciones, cantos y variedad de invitados.

Esta edición de Navijazz estará dividida en tres secciones. Primero estará Weil al piano para tocar un tema de Walt Disney. Le seguirá el trío que forma con Carlos “Nené” Quintero en la percusión y Freddy Adrián en el contrabajo; presentarán piezas de una nueva producción que grabaron en México y que llegará al país en enero.
El trabuco comenzará a tomar forma. Se sumarán invitados como Prisca Dávila –con quien interpretará “Summertime”–, el cantante Gilberto Bermúdez, el bajista Gustavo Márquez y Jhoabeat, que pondrá un toque urbano con su beatbox.

Será entonces el momento de un virtuoso sexteto, que incluirá a Pablo Gil, Adolfo Herrera y Noel Mijares. Habrá rap y un final sorpresivo.
 
Trayectoria con jazz. “A lo largo de estos más de diez años Navijazz ha sido una bellísima forma de reunirme con excelentes músicos, alumnos y asociados con los que he trabajado. Ha sido y es una tradición ofrecer una especie de resumen de los proyectos más importantes que surgieron durante el año. El espíritu es encontrarnos y festejar entre amigos para luego salir y compartir con el espectador el ánimo que tenemos en backstage. Por las ediciones han pasado grandes artistas. Ha sido una linda reunión”, expresa Weil.

El pianista y compositor recuerda que cuando llegó al país, a finales de los años cincuenta, solo se escuchaban dos nombres para el jazz. Entre ellos el de Aldemaro Romero. Situación que, dice, ha cambiado enormemente y se perfila aún mejor: “Esta generación nueva me da mucha esperanza. Si bien hay gente que se ha ido, vienen otros. Hay futuro en el jazz y en la música en general porque Venezuela es un país con mucho talento. Hay más escuelas, más juventud y nombres que se harán sentir. Lo veo venir y espero estar aquí para asistirlos. Porque esta es mi patria adoptiva y mi forma de retribuir al lugar que me ha dado una familia, un hogar, una vida, es con mi enseñanza, que proviene de mi eterna actitud de estudiante”.

Mª ANGELINA CASTILLO BORGO
mcastillo@el-nacional.com