• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

George Clooney se zambulle en la Segunda Guerra Mundial

El actor George Clooney / Reuters

El actor George Clooney / Reuters

El actor repite su rol de director con Monuments Men, que se estrenará el viernes en Estados Unidos y a partir de la próxima semana en España y Latinoamérica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

George Clooney se vuelve a sentar en la silla del director con Monuments Men, un homenaje a los héroes anónimos de la Segunda Guerra Mundial que arriesgaron su vida para rescatar las obras de arte europeas robadas por el régimen de Hitler. Operación monumento, basada en el libro homónimo de Robert M. Edsel y Bret Witter, se estrena el viernes en Estados Unidos y a partir de la próxima semana en España y Latinoamérica.

Con un elenco de lujo (Matt Damon, John Goodman, Bill Murray y Jean Dujardin), es el quinto filme que dirige Clooney tras Confesiones de una mente peligrosa (2002), Buenas noches y buena suerte (2005), Leatherheads (2008) y The Ides of March (2011).

La cinta narra la historia verdadera de un grupo de expertos, curadores, galeristas y artistas que fueron enviados a Europa por el presidente Franklin D. Roosevelt para recuperar cientos de miles de obras de arte robadas por los nazis, además de proteger miles de piezas amenazadas por los bombardeos aliados.

“No estamos muy familiarizados con esta historia, lo cual es extraño viniendo de una película sobre la Segunda Guerra Mundial. Generalmente, uno supone que ya lo ha visto todo sobre esa época”, dijo Clooney en una conferencia de prensa en Beverly Hills, sobre la historia del centenar de hombres que recorrieron Europa durante el operativo tenían la tarea de localizar y recuperar las obras que Adolf Hitler había robado a las familias judías y a los grandes museos europeos para crear su megalómano museo de arte de Linz.

La seriedad del tema no impide que la película adopte un tono ligero y divertido, reivindicado por los autores. “Es el tono que George y yo queríamos", precisó Grant Heslov, productor y coguionista del filme. “Queríamos hacer una película que nos recordara el tipo de cintas de guerra que veíamos en nuestra juventud. Había algo de humor en ellas”, dijo.