• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Galería Nacional de Londres rinde tributo a Rembrandt

<i>Rembrandt: obra tardía</i> es el título de la exposición que se imaugura en la caital británica

Rembrandt: obra tardía es el título de la exposición que se imaugura en la caital británica

La exposición está integrada por 40 pinturas, 20 dibujos y 30 grabados elaborados por el artista en los últimos años de su vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las obras pertenecientes a los últimos años de vida del pintor holandés Rembrandt integran la exposición que se inaugura hoy en la Galería Nacional de Londres, que presenta algunos de los autorretratos, dibujos y grabados más conocidos del artista.

Titulada Rembrandt: obra tardía, la muestra que podrá ser visitada hasta el 18 de enero es un estudio en profundidad sobre esos últimos trabajos que destacan por el empleo de la luz, así como la expresión de la intimidad. Repartida en siete pequeñas salas, el museo muestra cuarenta pinturas, veinte dibujos y treinta grabados del artista, procedentes de su colección permanente y también de otros museos, entre ellos el Rijksmuseum de Ámsterdam, la Royal Academy of Arts de Suecia y el Museo Británico.

La primera sala está dedicada a varios de los conocidos autorretratos de Rembrandt, como Autorretrato como el apóstol Pablo (1661) y Autorretrato a la edad de 63 (1669). La creatividad del pintor nacido en Leiden en 1606 experimentó una nueva energía en los últimos años de su vida. La curadora de la exposición, Betsy Wieseman, decidió centrarse en esta época porque considera que encierra momentos interesantes, dramáticos e intensos. 

En opinión de la investigadora, se trata de uno de los períodos más importantes de su vida. “Pensamos que él sabía lo que quería y se escuchaba a sí mismo, en vez de escuchar a otras personas".

Desde la década de 1650 hasta su muerte, el pintor buscó un nuevo estilo, más expresivo y profundo, por lo que manipuló técnicas pictóricas para dotar a temas tradicionales de una nueva interpretación, como se puede admirar en El apóstol Simón (1661) y El apóstol Bartolomé (1657).

Incluso tres siglos y medio después de su muerte, Rembrandt continúa sorprendiendo. “Su creatividad técnica y su profundo conocimiento de las emociones son tan frescos y relevantes hoy como lo fueron en el siglo XVII”, afirma Wieseman.

La muestra pretende reflejar la versatilidad de su arte, lo que le permitió convertirse en uno de los grandes maestros de la pintura y el grabado. Las ideas que más le preocupaban en sus últimos años eran el conocimiento de sí mismo y la observación de la vida cotidiana, así como las expresiones de intimidad, conflicto y reconciliación.

La curadora destaca la importancia de la exposición al recordar que nunca antes hubo una sobre los trabajos más recientes de Rembrandt, que murió en 1669.