• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Gabriela Montero dirigió una carta a Dudamel y Abreu

La pianista venezolana Gabriela Montero / Foto de Ernesto Morgado

La pianista venezolana Gabriela Montero / Foto de Ernesto Morgado

La pianista venezolana, establecida en Estados Unidos, publicó otro mensaje, más amplio que el que emitió ayer a través de su muro de Facebook

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gabriela Montero dirigió
una carta a Dudamel y Abreu

La pianista venezolana, establecida en Estados Unidos, publicó otro mensaje, más amplio que el que emitió ayer a través de su muro de Facebook

GERARDO GUARACHE OCQUE

Ayer la pianista Gabriela Montero dijo que redactaría un mensaje a Gustavo Dudamel y a José Antonio Abreu a propósito de la participación que hizo el director barquisimetano y la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar el miércoles en el acto de celebración del Día de la Juventud, cuando ya se conocía la noticia de dos caídos en las protestas estudiantiles. Y lo hizo. Pero no se trataba de la carta completa, que sí fue divulgada hoy a través de su muro de Facebook.
La misiva comienza así: “Venezuela se hunde. Se hunde cívicamente, económicamente y moralmente. Nuestra sociedad hoy en día se viste de violencia llevada de la mano de los delincuentes que han sido creados, alimentados y organizados por el gobierno. Nunca habíamos visto la violencia que hoy en día vivimos en Venezuela. Atacan y matan a nuestros ciudadanos hasta el punto en que Caracas se ha convertido en la capital más sanguinaria del mundo”.
Montero, a quien muchos consideran la mejor ejecutante venezolana del instrumento después de Teresa Carreño, escribió: “Ha llegado el momento en el que los artistas que gozan de prominentes posiciones y voz pública ya no pueden calladamente aceptar el hurto y destrucción de nuestro país debido a una corrupta ideología política, por miedo a renunciar a beneficios y apoyos económicos”.
Le habló directamente a Dudamel. “Gustavo: tienes razón en enfocar tu energía creativa en esa bella flor de música y juventud, y nadie puede negar que has aportado alegría y vitalidad a la música clásica a nivel nacional e internacional. Yo soy la primera en felicitarte por ello, pero te equivocas en ignorar el oasis tóxico en el cual se encuentra esa solitaria flor, a punto de morir y de asfixiarse, consumida por la putrefacción que la rodea. Cuando viajas al extranjero, eres testigo de lo que realmente es una sociedad funcional, lo que es la verdadera ley (...) ¿Hasta cuándo seguirás ciego a la lamentable realidad de tu país?”.
También se dirigió al maestro Abreu. “José Antonio, me conoces desde niña. Dirigiste mi primer concierto con orquesta cuando sólo contaba con 8 años. No crecí ni me formé en El Sistema, pero disfruté infinidad de veces tocar con tus orquestas. Tú sabes que lo que yo deseo es lo que tú, Gustavo y todos los músicos venezolanos quieren: una nación civilizada fundada en los nobles principios de la Regla de Oro: respeto mutuo, trabajo honesto y justicia para todos sin distinción social”.
“El 12 de Febrero se cruzó una línea –continuó– una protesta pacífica fue teñida de sangre y muerte por los mismos cuerpos delictivos que han matado a tantos en estos años, aupados y arropados por el gobierno (...) el mismo gobierno que gozaba de la participación de tus orquestas, dirigidas por Gustavo y Christian (Vásquez) cuando masacraban a nuestros estudiantes en las calles. Había resistido enfrentarme a ti y a Gustavo públicamente hasta ahora. Pero ya la indignación y dolor es demasiado grande”.
La pianista cerró con una solicitud a ambos personajes: “Les pido apasionadamente a ustedes y a todos los artistas y colegas que se unan a mí y millones de venezolanos en exigir la restauración de nuestra dignidad. Una nación no le pertenece a ningún individuo o partido político. ¡Venezuela le pertenece a los venezolanos!”