• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una farsa se convierte en la excusa para narrar el nacimiento de un tirano

Saverio, el cruel | HENRY DELGADO

Saverio, el cruel | HENRY DELGADO

Escenificada por el grupo Deus Ex Machina, la obra combina metáforas y humor para hablar del poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Susana se ha vuelto loca. Se considera una reina. Y cree también que ha sido desplazada del trono por un coronel. El médico que la atiende dice que para sacarla del delirio alguien debe cortar la cabeza del intruso. Pero todo es una farsa creada por un grupo de jóvenes ociosos en la que cae un ingenuo vendedor de manteca. El juego se enturbia y este líder ficticio se valdrá de la violencia y la barbarie para imponerse. Sus referencias serán, entonces, figuras como Adolfo Hitler y Benito Mussolini.

Así comienza Saverio, el cruel, pieza escrita por el dramaturgo y periodista argentino Roberto Arlt en 1936 que llevará a escena desde hoy la recién fundada agrupación Deus Ex Machina, con la dirección de Gabriel Agüero. El montaje se presentará en La Caja de Fósforos, que está ubicada en la Concha Acústica de Bello Monte.

El autor se vale de la metáfora, la metateatralidad y los pasajes oníricos para narrar cómo un hombre se puede corromper cuando llega al poder y el régimen despiadado que es capaz de crear. Además, Arlt era columnista y uno de sus artículos, "¿Quiere usted ser diputado?", el grupo lo incluye en los diálogos.

“Teníamos muchos proyectos encajonados, pero ninguno nos atrapaba. Creo que el teatro a veces es una confluencia de energías que se van juntando y al final llegamos al proyecto indicado. La obra la conozco desde hace más de un año porque hice un análisis de su argumento en mi trabajo de grado para la Escuela de Artes de la UCV. Cuando se la presenté al grupo, les pareció actual y muy crítica; además, tenía la dosis de teatralidad que buscábamos para nuestro primer proyecto. Me llama la atención cómo se puede hablar del poder sin ser literal”, cuenta Agüero.

El argumento de la obra –escenificada por Elvis Chaveinte, Rossana Hernández, Abilio Torres, Abel García, Sahara Álvarez, Dayana Carmona, Idanis Infante y Alexandra Vivas– alude a esa presencia que persigue a Latinoamérica como un espectro del hombre fuerte que lo controla todo. Un tema que, para el director, debe invitar al espectador a reflexionar: “Es importante que el teatro hable. No tiene que ser partidista, pero sí político. Siempre debe tocar rasgos de la sociedad que quiere criticar y hacer que el público piense, que tome conciencia de lo que sucede a su alrededor; que no se vaya a casa con un divertimento que no le dejará nada”.


Compañías que nacen. El nombre de la agrupación –fundada por Agüero, Chaveinte y Hernández– surge de un término griego que se utilizaba en las tragedias para determinar el momento en que un dios del Olimpo bajaba a escena a solucionar un conflicto. Allí, el actor accionaba una máquina y aparecía el personaje, indica el director. “Nos llamó la atención esa frase porque nos interesa indagar en el funcionamiento de la máquina teatral, los procesos que se generan. Y no sólo la máquina literal, sino también la que llevan los actores por dentro”.

Saverio, el cruel es la graduación en materia de dirección para Agüero. Antes sólo se había dedicado a la actuación y había participado en montajes de grupos como Rajatabla, Hebu Teatro y el TET. “Hemos recibido mucho apoyo de gente del teatro. Nosotros no tenemos los recursos y hemos pedido por todos lados. Siento que la gente de teatro está unida y dispuesta a ayudar. Igual nos ha costado mucho, hacer una producción sin dinero es muy difícil. Estas condiciones en que nacemos nos parecen idóneas porque no hubiésemos aprendido si tuviésemos todo en bandeja de plata. En un futuro debe existir más apoyo”.


Saverio, el cruel

La Caja de Fósforos, Concha Acústica de Bello Monte

Estreno: hoy

Funciones: viernes y sábado, 8:00 pm; domingo, 6:00 pm

Entrada: 50 bolívares