• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Franklin Bolívar interpreta la voz de Beethoven

El joven violinista interpretará el Concierto para violín y orquesta en Re menor de Beethoven | Foto Manuel Sardá

El joven violinista interpretará el Concierto para violín y orquesta en Re menor de Beethoven | Foto Manuel Sardá

El músico de 24 años de edad comienza hoy su carrera como solista en un concierto con la Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Franklin Bolívar no tiene prisa. Todavía recuerda cuando llegó a Caracas a los 16 años de edad y se enfrentó a una ciudad difícil, complicada, donde pocas veces reconocieron su trabajo.

De las adversidades aprendió a fortalecer su carácter como violinista. Hoy comenzará una nueva etapa en la música, cuando protagonice el Concierto para violín y orquesta en Re menor de Ludwig van Beethoven, el único que el alemán compuso para este instrumento. Sobre el escenario de la sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música lo acompañará la Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas, dirigida por Dietrich Paredes.

Ciertamente esta obra requiere de madurez en el ejecutante para transmitir el espíritu y el momento que vivía el autor. Cuando cumplió 20 años, antes de convertirse en concertino de la Juvenil de Caracas, se apasionó por la partitura.

Cuatro años después siente que Beethoven se comunicará a través de su violín. “Desde que comencé a estudiar el concierto me transformé en lo que quería decir Beethoven. El sonido es sincero, ahí afloran los sentimientos más íntimos, pero siempre con lo que plasmó el compositor. El instrumento lo sientes más feliz, cambia la afinación, el sonido, la expresividad. Es como si el concierto transformara también a las personas”, señala el músico.

Su carrera comenzó a los 9 años de edad, en el núcleo Antonio Estévez del sistema de orquestas en Calabozo, estado Guárico. Fue concertino de las orquestas juveniles e infantiles de su región, hasta que a los 16 años decidió venirse a Caracas, para audicionar en el Conservatorio Simón Bolívar. “El cambio fue difícil. El trato de la gente, aquí se enfocan siempre en los errores. Eso me pegó mucho. Me preguntaba: ¿Por qué la gente es tan mala?, ¿por qué no confían en mí?”.

Efraín Lara, Eddy Marcano y Camilo Acosta fueron los maestros de esa audición. “Me preguntaron si tenía profesor, les dije que no, porque en Calabozo me ayudaban los que estaban más avanzados. Yo bajaba conciertos de Internet, escuchaba obras nuevas, sin ayuda técnica. En ese momento me ofrecieron clases particulares y me quedé con el maestro Camilo”.

El trabajo no ha parado desde entonces. En 2010 dio un gran paso, al presentar el Concierto para violín de Tchaikovski, dirigido por Gustavo Dudamel. Pero el verdadero comienzo de su carrera será hoy, a las 5:00 pm, con esta importante obra de Beethoven. El maestro José Antonio Abreu se propuso impulsarlo como solista desde que lo escuchó por primera vez en 2009.

“En los instrumentos hay vida, algo energético, una voz que comunica. Ese sonido que te identifica es lo que uno busca. He tocado cosas virtuosas, pero este concierto tiene una particularidad espiritual. Es la voz de Beethoven que se escucha a través de mi violín”, afirma Bolívar.