• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Francisco Pereira construye su propio bestiario

Al artista le interesa que el espectador entre en un contacto con las figuras y que le generen reacciones | Foto: Manuel Sardá

Al artista le interesa que el espectador entre en un contacto con las figuras y que le generen reacciones | Foto: Manuel Sardá

En Bípedos, el artista presenta 18 esculturas de animales que representan los estados de transformación de la psiquis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un enorme espejo enmarcado en una pared negra recibe al visitante de la galería D’Museo. Aunque quiera evitarlo no puede, y tiene que enfrentarse con su reflejo. “Conócete a ti mismo”, reza una frase escrita en la pared, palabras que retan al espectador mientras observa cómo su anatomía es deformada y alargada por efecto de la superficie del cristal.

En el interior de la sala hay una suerte de zoológico. Una cebra, un elefante, un rinoceronte, una cabra, un cordero y una cerda, entre otros animales, habitan en el lugar. Pero sus figuras no son convencionales. En vez de ser cuadrúpedos, tienen dos patas. Y al igual que la persona que se ve en el espejo, están estirados. Sus extremidades están desnudas, son huesos largos, espigados. Son las bestias, los Bípedos de Francisco Pereira.

“Estos animales están en proceso de transformación, así como la psiquis humana. Hablamos de los monstruos internos y esto es lo que manifiestan ellos. Como seres vivos, están en esa búsqueda eterna, por eso se alzan por medio de sus patas, que son un símbolo de transformación. Del dolor nace el crecimiento. El fin de un proceso es necesario para comenzar otro”, expresa el escultor caraqueño de 54 años de edad.

Al artista, que ha presentado algunas piezas en Nueva York y  Lima, le interesa que el espectador entre en contacto con las figuras y que le generen reacciones, así sean encontradas. “Cada uno de estos animales es el espejo de tu psiquis. Por ejemplo, está el pegaso, que es de lo más evolucionados. Tienen alas, que reflejan la libertad, la esperanza y el movimiento. También está el perro, el único doméstico que hay en la exposición, que custodia la muestra”.

En el centro se encuentra un arca, como la de Noé, que representa el viaje. “Cuando nacemos tenemos puerto de partida, pero no de destino. En la vida transitamos por miles de situaciones de las que ni siquiera somos conscientes y eso hace que evolucionemos. El arca es la psique. Además tiene cuatro bípedos, que encarnan los elementos aire, fuego, tierra y agua”, explica.

Bípedos

Obras de Francisco Pereira

Galería D’Museo, Centro de Arte Los Galpones

Inauguración: domingo, 11:00 am

Hasta el 27 de octubre