• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Fito Páez celebró bajo una luna llena

El cantautor argentino ofrecerá mañana un espectáculo gratuito en la plaza Diego Ibarra  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fito Páez es de esos personajes que solo pueden juzgarse una vez que se miran en directo. Después de cuatro años de su show más reciente en Venezuela, se reencontró con sus seguidores en una noche despejada y bajo una luna llena que iluminó la terraza del CCCT. ¿La excusa? La celebración de los 20 años de El amor después del amor, disco más exitoso de su carrera.

La canción homónima, en la que lo acompañó la cantante Laura González, fue la primera en sonar, seguida de “Dos días en la vida”, tal como ocurre en la grabación. Ya había actuado Vladimir Ramírez, un artista pop que no concordaba con una velada esencialmente rocanrolera. Pero aquel par de temas, que fueron editados en 1992, vaticinaron otra experiencia placentera con música y letra de Rodolfo Páez.

En el recorrido se movió entre el piano de cola, la guitarra y una posición de frontman, desde la que bailaba, bromeaba y movía sus brazos. Del repertorio perfectamente se podría completar un box set de hits. Por ejemplo, no dejó por fuera “11 y 6”, que escogió para estimular al público: “¡A ver si levantamos esta puta noche!”, dijo. Entre las 24 canciones, tocó “Tumbas de la gloria”, “Circo beat”, “Brillante sobre el mic”, “La rueda mágica”, “Al lado del camino”, “Polaroid de locura ordinaria”, “Naturaleza sangre”, “Un vestido y un amor” y “Ciudad de pobres corazones”. Pero les regaló ciertos momentos especiales a los más fieles.

Rescató “Gente sin swing” y “Cable a tierra”, que interpretó solo con su piano, al igual que “Desarma y sangra”, original de Charly García, que cantó en su honor. Abordó “El jardín donde vuelan los mares”, poco habitual en sus presentaciones; “El chico de la tapa”, en su forma más roquera; y “La nave espacial”, de su álbum Confiá (2010).

Páez insistió, durante todo el show, en que la audiencia saltara y gritara, pero no logró el objetivo del todo, especialmente si se toman en cuenta aquellos que pagaron las entradas más costosas y estaban más cerca del ídolo. Hizo algo extraño: dejó el tema nuevo, “Yo te amo”, para el final. Lo mostró justo después de “A rodar mi vida” y “Dar es dar” y antes de la obligada “Mariposa tecknicolor”, última pieza interpretada anoche por el cantautor, que mañana dará un concierto gratuito en la Plaza Diego Ibarra en pleno centro de Caracas.   




@gagueando


gguarache@el-nacional.com