• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Fincher retrata una sociedad de apariencias en Perdida

La integridad del personaje de Affleck empieza a ser cuestionada cuando su apacibilidad es demasiado evidente / AP

La integridad del personaje de Affleck empieza a ser cuestionada cuando su apacibilidad es demasiado evidente / AP

El filme, que se basa en la novela Gone Girl de Gillian Flynn, es un thriller que deriva en una reflexión sobre las relaciones humanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pérdida aparenta ser un thriller más sobre una mujer extraviada y las inevitables sospechas que recaen sobre su esposo, quien busca con afán demostrar que no es culpable de un hecho cada vez más escabroso.

Es el día del quinto aniversario del matrimonio. Nick Dunne (Ben Affleck) llega a casa, encuentra la puerta abierta y escenas de violencia. Su pareja Amy Dunne (Rosamund Pike) no está. Entonces, avisa a la policía, que empieza a encontrar motivos de sobra para sospechar del hombre.

Sin embargo, la película que dirige David Fincher aprovecha la desaparición para desentrañar dobles morales en sociedad ávidas de apariencias, en audiencias fácilmente sugestionadas por el comportamiento público de una persona, sus discursos y el cumplimiento de patrones sociales frente a determinadas situaciones. “El realizador enclava su película en ese terreno borroso en que no hay nadie bueno ni nadie malo, en el que todas las relaciones tienen un nivel de ambigüedad y oscuridad que generan siempre algún tipo de alerta”, escribió en El Comercio de Perú Rodrigo Bedoya Forno, quien además resalta la actuación de Affleck como una de las mejores de su cuestionada carrera interpretativa.

Lo mismo opina Joaquín R. Fernández de La Butaca: “Siempre me ha parecido muy soso, si bien aquí sabe llevar el peso de la historia y demuestra que, con la ayuda de un gran director, sus interpretaciones mejoran”.

Pérdida es también una mirada reflexiva sobre el matrimonio, en cómo esa institución puede derivar en una relación de cortapisas en la que la única esperanza para mantener la unión es pretender cambiar al otro, aspirar a que se convierta en lo que la otra parte.

“Fincher y Flynn dan un giro a una trama de una relación con problemas a un retrato de un matrimonio infernal que sirve de metáfora sobre cómo podemos llegar a conocer poco de nuestras parejas”, acota Justin Chang en la página de Variety.

Además, el declive de esa unión ocurre en sintonía con un país en crisis, una recesión que esfumó las aspiraciones de dos prospectos de escritores que terminaron confinados a un lejano poblado y lejano a sus pretensiones profesionales iniciales.

La integridad del personaje de Affleck empieza a ser cuestionada cuando su apacibilidad es demasiado evidente, cuando parece no estar preocupado por la desaparición de su esposa. Incluso, llega a confesar –en privado- sentirse relajado desde que ella no está en casa.  

El largometraje, que se estrenó el viernes en Venezuela, es una adaptación de la novela Gone Girl de Gillian Flynn, que desde su publicación en 2012 ha vendido más de 6,5 millones de copias. La autora, además, se encargó del guion para la adaptación que musicaliza Trent Reznor y Atticu Ross.

Nuevamente los dos músicos colaboran con Fincher, como hicieron recientemente en La red social y La chica del dragón tatuado. Lo compuesto para el primer de los dos filmes les valió un Oscar a Mejor Banda Sonora.

En IMDB Pérdida tiene una valoración de 8,4 sobre 10. En Rotten Tomatoes 89% de la audiencia votó positivamente por la cinta. Tiene además 4 nominaciones a los Globos de Oro: Mejor Director, Mejor Actriz Drama, Mejor Guion y Mejor Música Original.


FICHA

Pérdida

Cines Unidos y Cinex

Director: David Fincher

Protagonistas: Ben Affleck y Rosamund Pike


Una rubia sospechosa

La actuación más destacada por la crítica en la película Pérdida es la de Rosamund Pike, quien interpreta a la desaparecida esposa en el largometraje de David Fincher. Si bien al principio las responsabilidades en lo ocurrida parecen ser del esposo, Nick Dunne (Ben Affleck), a medida que se desarrolla la trama todo lo que rodea a la mujer parecer ser cada vez más sospechoso sobre su proceder.

Los repentinos y convincentes cambios en la personalidad del personaje le valieron a la actriz británica de 35 años de edad una nominación a los Globos de Oro como Mejor Actriz Drama, una de las cuatros nominaciones que tiene el filme.

Anteriormente, entre sus papeles estelares están el de la villana Miranda Frost en la película Otro día para morir (2002) de la saga James Bond y el de Jane Bennet en Orgullo y prejuicio (2005) de Joe Wright.

En 2015 se estrenará Return to Sender, de Fouad Mikati, sobre una enfermera que va a una cita a ciegas con un hombre que aparenta ser lo que no es.