• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Filven se inaugura hoy, a pesar de los cambios en su grilla

La décima edición de Filven está dedicada a la literatura brasileña y a la obra del dramaturgo César Chirinos  | Foto ALEXANDRA BLANCO

La décima edición de Filven está dedicada a la literatura brasileña y a la obra del dramaturgo César Chirinos | Foto ALEXANDRA BLANCO

Con ocasión del evento, las editoriales universitarias dialogarán sobre la situación del mercado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Relacionadas

Más autores cancelan su participación en la Feria Internacional del Libro de Venezuela. Aunque la página web del Cenal y algunos periódicos anunciaron su visita al país para presentar su más reciente publicación, Los inmortales, el español Manuel Vilas tampoco vendrá.

No se han dado a conocer las razones, pero este sería el segundo escritor internacional que decide no participar. El ecuatoriano Hernán Rodríguez Castelo informó el miércoles que no vendría: “Acudir a una feria oficial del gobierno venezolano sería otra manera de complicidad con un régimen cuya brutalidad para reprimir me ha recordado las horas más sombrías del fascismo italiano y el nazismo”.

Debido a su incomodidad frente a la represión del gobierno contra los universitarios, el venezolano Fedosy Santaella también anuló la presentación de su novela En sueños matarás. Teme que su participación sea luego “manipulada por medios afectos al gobierno, como pasó el año pasado con un encuentro entre narradores al que estuvieron invitados Carlos Sandoval y Gisela Kozak” que generó polémica.

Santaella añadió que es profesor de la Universidad Católica Andrés Bello y varios de sus alumnos están presos “no por estar guarimbeando, sino apenas por tocar cacerolas en las puertas de sus casas”. Afirmó que no está de acuerdo con los excesos del gobierno y que por eso prefiere no participar en la Filven “como si nada estuviera pasando”. Con esta aseveración se opone claramente a la posición de la presidente del Cenal, Christian Valles, que declaró a El Nacional que no entiende la decisión del autor ecuatoriano Rodríguez Castelo, pues “el país no está viviendo esa realidad que él manifiesta”.

Para Mariana Libertad Suárez, editora del sello universitario Equinoccio, “paralizarse no es una opción”. Por eso, junto con Omar Astorga, de la Universidad Central de Venezuela, y José Gregorio Linares estará el próximo jueves a las 5:00 pm en los Espacios Cálidos de Unearte en un foro llamado “Perspectivas y desafíos de la edición pública. El universo de las letras: creación y producción del libro desde la universidad”.

“Respeto a quienes creen que no asistir a Filven es una medida de presión, pero si hay un lujo que no podemos darnos ahora es dejar de pensar y de discutir. En materia de publicaciones, las universidades estamos en crisis y por eso mismo es urgente sentarse a hablar de esto, para buscar soluciones”, dijo la profesora de Estudios de Género.

 

El dilema de las editoriales. Por conmemorarse los 40 años de la creación de la Biblioteca Ayacucho y los 80 años del Fondo de Cultura Económica de México, esta convocatoria está dedicada al papel de las editoriales públicas en la construcción de lectores críticos. Pero mientras las estadales están de fiesta, las privadas pasan trabajo para poder importar o editar en el país.

Cada día es más difícil conseguir dólares para traer novedades extranjeras y para producir libros dependen de las empresas de artes gráficas, aquejadas doblemente por la dificultad para adquirir papel en el exterior y los insumos para mantener las imprentas.

Por esa razón, en la décima edición de la Filven estarán ausentes varias editoriales independientes y aquellas que sí estarán presentes se limitarán a vender saldos.

Desde hace casi un lustro varias editoriales independientes –el Grupo Alfa y la transnacional Ediciones B, por ejemplo– se abstienen de alquilar stands en este evento por considerarlo politizado o rechazar que entre sus objetivos, según lo expresado por el Cenal, no se encuentre justamente aquel que define a una feria editorial: vender libros.