• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Festival Internacional de Jazz se apoderó de Barquisimeto

Deborah Carter ofreció un repertorio cargado de sorpresas, como un popurrí de Los Beatles | CORTESÍA FÓSFORO SEQUERA

Deborah Carter ofreció un repertorio cargado de sorpresas, como un popurrí de Los Beatles | CORTESÍA FÓSFORO SEQUERA

Edmar Castañeda, José Carra Trío y Deborah Carter maravillaron al público en el Teatro Juares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La capital musical de Venezuela ya puede darse el lujo de ser considerada la capital vernácula del jazz. El pasado sábado tuvo lugar en el Teatro Juares de Barquisimeto un espectáculo de excepción. A sala llena, los larenses se dieron el banquete de disfrutar en su terruño a tres exponentes internacionales del género nacido a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

El primero en salir a escena fue el colombiano Edmar Castañeda. Radicado en Nueva York, el talentoso arpista se ha ganado el respeto del mundo del jazz por su virtuosismo. “Imaginen lo especial que es para mí actuar por primera vez en el país creador de mi instrumento”, expresó en la rueda de prensa. Su actuación tuvo un marcado acento venezolano porque estuvo acompañado de dos destacados músicos locales, el cuatrista Jorge Glem y el percusionista Diego “el Negro” Álvarez.

Tras el furor que dejó sobre el escenario Castañeda, salieron a escena los invitados de España. La agrupación José Carra Trío cautivó a los presentes con una onda de  jazz más académica e intimista. Pero el plato fuerte de la noche llegó con la portentosa voz de la cantante estadounidense Deborah Carter. Considerada una de las mejores voces del mundo del jazz en la actualidad, ha desarrollado casi toda su carrera en Europa y gracias a su buen dominio del español se metió al público en el bolsillo.

La intérprete rindió honores a los inicios del jazz con su fascinante cadencia de swing. Ofreció un repertorio cargado de sorpresas, como una versión de "New York State of Mind" de Billy Joel y un popurrí dedicado a Los Beatles, que forma parte de su disco, Daytripper

El homenaje a la banda de Liverpool continuó con su interpretación de la balada “Something” y del clásico “Can't Buy Me Love”. Acompañada por el bajista holandés Mark Willen Zandveld y de los colegas de José Carra Trío, Jose Carrá en el piano y Ramon Prats en la batería, se despidió del público para seguir su gira en Tokio.

El público aplaudió de pie hasta que Deborah Carter volvió a salir al escenario, pero esta vez acompañada por todos los músicos internacionales invitados a la gala, evento inédito en la historia del festival. El contrabajista Dee Jay Foster y Edmar Castañeda se unieron al grupo para cerrar con broche de oro esa impecable noche de jazz.