• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

¡Feliz aniversario, felices 90 años, señora Sofía Imber!

Imber trabajó en la radio y en la televisión, coordinó las páginas culturales de <i>El Universal</i> y fundó el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, entre otros aportes | Foto Raúl Romero / Archivo

Imber trabajó en la radio y en la televisión, coordinó las páginas culturales de El Universal y fundó el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, entre otros aportes | Foto Raúl Romero / Archivo

Sobreviviente de todo y de sí misma, la célebre periodista y gerente cultural ha dedicado su vida a trabajar por Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay quienes aún recuerdan que, apenas hace poco más de una década, subía el Ávila como un rayo. Pasaba al lado de los más jóvenes y ellos se quedaban locos de ver aquel cuerpo pequeño, ya viejo, escalar la montaña con un ímpetu juvenil, casi leonino. Es una imagen que retrata con precisión a la señora que hoy está de aniversario. Sofía Imber, a quien Oswaldo Trejo calificó –quizá exageradamente– como “la mujer más importante de la cultura venezolana del siglo XX”, está cumpliendo hoy 90 años. Nacida en Soroca, Basarabia, el 8 de mayo de 1924, llegó a Venezuela muy pequeña destinada a hacer y hacerse una vida para la posteridad. Hubo un tiempo en que fue una de las personas principales de la televisión, sobre todo gracias al programa Buenos días, que estuvo al aire por 30 años. Fue su anfitriona junto con Carlos Rangel, su segundo esposo (el primero fue Guillermo Meneses, con quien tuvo sus cuatro hijos), y luego de su suicidio lo dirigió sola, incólume a pesar de la tragedia.

Pero Buenos días no era todo. Además trabajaba en la radio y coordinaba las páginas culturales de El Universal, que fueron suyas por décadas. ¿Cómo lograba “Sofía” –así la llama todo el mundo, como si fuera la única– hacer tanto, sin cansarse y sin caer vencida por el tiempo? Constancia y puntualidad, ¡vaya que eran virtudes que tenía, que posee todavía! Porque hay que decir que, a lo ya enumerado, aún la señora Imber podía sumarle un detalle más, y no era cualquiera: desde mediados de la década de los setenta –cuando ella misma lo fundó– hasta comienzos de este siglo –cuando Hugo Chávez la botó groseramente de su cargo–, fue la directora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, considerado alguna vez el mejor de Latinoamérica, un hito de la museografía.

Lástima que el gobierno se niegue a darle papel a El Nacional, aquí donde, al igual que en Últimas Noticias y en muchas revistas venezolanas, publicó por períodos sus artículos doña Sofía. Si este diario tuviera la cantidad de papel que necesita, el que le corresponde, esta nota sería más larga: tan larga como prolijo es el aporte que la cumpleañera de hoy le dio a este país. Contra eso y contra todo, contra el destino, ¡felices 90 años, señora Imber!