• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Favorito huraño en la categoría más cerrada

Christoph Waltz nominado a Mejor actor de reparto por la cinta "Django Unchained" | Fuente: Agencias

Christoph Waltz | Fuente: Agencias

El premio del Sindicato de Actores, que se entrega mañana, permitirá un pronóstico más claro en un renglón en el que los cinco postulados ya tienen al menos una estatuilla sobre sus chimeneas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tommy Lee Jones

Fue colocado en varias listas de “lo peor de los Globos de Oro” por la mala cara que puso cuando Kristen Wiig y Will Ferrell hicieron un chiste a costa suya. El agente K de Hombres de negro, texano de 66 años de edad con 53 películas a cuestas, no nació para caer simpático sino para derrochar excelencia a través de la economía de su rostro pétreo. Por escaso margen, es el favorito de las principales casas de apuestas en Internet (le dan alrededor de 40% de probabilidades de ganar) por su interpretación, en la película Lincoln, del cojo, extravagante y mañoso diputado Thaddeus Stevens, principal defensor en el Congreso de Estados Unidos de la abolición de la esclavitud (que era una manera de cortar las vías de financiamiento de los secesionistas sureños). Secundario malhumorado de lujo, ya tiene un Oscar en su sala de estar por perseguir a Harrison Ford en El fugitivo (1993) y lo postularon otras dos veces por JFK (1991) y La conspiración (2007).  

Philip Seymour Hoffman

Lancaster Dodd se define así: “Soy doctor, físico nuclear, filósofo y sobre todo un hombre lleno de preguntas, como todo el mundo”. En la ficción de The Master funda la Causa, movimiento nada disimuladamente inspirado en la cienciología de la vida real. Cuando se constata que el gran intérprete neoyorquino recibió este año su cuarta postulación al Oscar (ganó en 2006 como Actor Principal por Truman Capote), queda la impresión de que la Academia de Hollywood ha sido algo mezquina. Los apostadores le dan alrededor de 35% de posibilidades.

Christoph Waltz

Para un estadounidense promedio, Viena suena a sitio muy lejano en algún pequeño país de Europa. Quentin Tarantino, con su proverbial ojo para desempolvar actores, convirtió a un vienés de 56 años de edad en ganador del Oscar gracias al papel del coronel nazi Hans Landa en Bastardos sin gloria. A pesar de que Waltz volvió a triunfar en los Globos de Oro por el Doctor Schultz, el dentista-pistolero al que le repugna la esclavitud en Django sin cadenas, no es favorito para el domingo 24 de febrero (25% de posibilidades según los apostadores).

Robert de Niro

La dudosa selectividad de sus trabajos recientes y el inevitable declive asociado al paso del tiempo casi hacen olvidar su estatura colosal: dos estatuillas doradas por El Padrino 2 (1974) y Toro salvaje (1980), por no hablar de Taxi Driver. Con su filme número 84, el sobreviviente de un cáncer de próstata renace a los 69 años de edad con su séptima postulación: la primera desde 1992. En Silver Linings Playbook es el papá del protagonista Bradley Cooper y un fanático irracional del fútbol americano (9% de posibilidades de éxito según los apostadores).

Alan Arkin

Como el veterano productor judío de Hollywood al que le encargan una película falsa para rescatar a unos rehenes en Irán (“¡voy a hacer de ella un gran éxito falso de taquilla!”, exclama), es un manantial de citas antológicas en Argo. Hijo de un maestro judío de origen ucraniano e inmigrante en Nueva York que fue víctima de la persecución macartista, el decano de los postulados de la promoción 2013 (78 años de edad) ya ganó el Oscar en 2007 por el abuelo heroinómano de Pequeña Miss Sunshine. Esta vez es un caso perdido según las casas de apuestas.