• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Fantasmas de sociedades modernas invaden la Berlinale

Benjamín Naishtat compite por primera vez en Berlín | EFE

Benjamín Naishtat compite por primera vez en Berlín | EFE

Ayer se proyectaron la cinta argentina La historia del miedo de Benjamín Naishtat y la alemana Kreuzweg de Dietrich Brüggemann

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Argentina entró en competición en la Berlinale con La historia del miedo, un filme centrado en el pánico a lo externo dirigido por Benjamín Naishtat. La película compartió la jornada con un vía crucis sobre el fanatismo católico en nuestros días, del realizador alemán Dietrich Brüggemann.

Las dos cintas dieron como resultado un domingo inquietante, poblado de los fantasmas internos, propios o adquiridos, generados en sociedades avanzadas.

La producción de Naishtat plasma el terror al otro, desde la perspectiva de un barrio privado de Buenos Aires, donde cualquier persona, comportamiento o gesto ajeno al círculo habitual se percibe como una agresión. El filme incide en lo que su director describe como un “problema muy argentino”, aunque extendido a buena parte de América Latina.

Kreuzweg es la historia de una adolescente cuya madre sigue estrictamente el dogma de la Hermandad de Pío XII, que se mezcla con la adoración que siente la joven por el cura de la escuela, que le inculca el precepto del sacrificio extremo como norma de vida.

“Partimos de un fanatismo religioso que algunos creerán propio de núcleos islámicos, pero que convive en sociedades consideradas perfectas, en las que la religión actúa en complicidad con una violencia sutil emanada de la familia”, indicó Brüggemann.