• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Expuesta en Buckingham la colección del Renacimiento nórdico de Isabel II

La exposición estará abierta al público en el Palacio de Buckingham / AP

La exposición estará abierta al público en el Palacio de Buckingham / AP

La sala estrella de la exposición la ocupan 27 óleos y dibujos del artista alemán Hans Holbein el Joven, que fue pintor de cabecera del rey Enrique VIII y que retrató a numerosos personajes de su corte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La influencia de la reforma luterana en el arte del norte de Europa centra una muestra de retratos y dibujos de la colección de la reina Isabel II de Inglaterra, que se abre esta semana al público en el Palacio de Buckingham.

"El Renacimiento nórdico: de Durero a Holbein", presentada hoy y que se inaugura el viernes en la Galería de la Reina de Buckingham, recopila un centenar de obras de artistas cuyas obras difieren de las de sus coetáneos italianos, codiciadas en su día por cortes como la de Enrique VIII.

"En el norte hubo una reforma que no hubo en Italia y que dio forma al arte de entonces, muy dedicado a los retratos, ya que los temas religiosos no se pedían tanto", explicó a Efe una de las comisarias de la exhibición, Kate Heard.

La sala estrella de la exposición la ocupan 27 óleos y dibujos del artista alemán Hans Holbein el Joven, que fue pintor de cabecera del rey Enrique VIII y que retrató a numerosos personajes de su corte.

"Los artistas viajaban largas distancias, iban por Europa buscando trabajo, pedidos o simplemente ganar experiencia. Muchos viajaron a Italia y los italianos viajaron al norte para tomar ideas", señaló Heard.

El óleo de Holbein mejor conservado es el de sir Henry Guildford (1527), amigo cercano del rey y entre los primeros en pedirle un retrato al artista alemán, como también haría Derich Born (1533), un comerciante de Colonia (Alemania).

"Los retratos muestran a todo tipo de gente, desde el rey y la reina hasta gente ordinaria, comerciantes que, si tenían dinero, pedían un retrato", agregó la comisaria.

Un diminuto retrato de Henry Fitzroy (1533-34), duque de Richmond y Somerset, en pijama, obra de Lucas Horenbout, resume el carácter privado de estas pequeñas piezas de arte que también forman parte de la exposición.

De Alberto Durero destacan, entre otras, quince ilustraciones que utilizó para uno de los libros que imprimió, "El Apocalipsis" (1498), y que representan diversas escenas del texto de San Juan, como la llegada de los cuatro jinetes.

El miedo a la llegada del fin del mundo contrasta con otros dibujos de Durero, como su delicado estudio de un galgo o "San Jerónimo en su estudio" (1515).

La reforma resucitó los temas mitológicos, como en los lienzos de Lucas Cranach el Mayor, "Apolo y Diana" (1526) o "El juicio de Paris" (1530-35), que muestra al troyano vestido con armaduras alemanas del siglo XVI.

Dibujos, grabados, libros o piezas de armadura completan una exposición que se podrá ver desde el próximo 2 de noviembre hasta el 14 de abril de 2013.