• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Eve Hewson lucha para ser más que "la hija de Bono"

Eve Hewson | Foto cortesía

Eve Hewson | Foto cortesía

La joven irlandesa interpreta a la enfermera Lucy en la serie que estrenó el viernes su segunda temporada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Al principio, la gente estaba interesada en verme actuar, pero creo que no me tomaban muy en serio. Ahora, con The Knick, siento que eso ha cambiado y es algo que siempre le voy a agradecer a Steven Soderbergh", señala Eve Hewson, la joven estrella del drama de HBO que estrenó su segunda temporada.

Ocurre que la bella irlandesa de 24 años de edad, cuya carrera acaba de emprender vuelo, ha debido lidiar permanentemente con una etiqueta que le ha dado su padre, Paul Hewson, nada menos que el líder de U2: "la hija de Bono". 

Es inevitable tocar el tema a la hora de hablar de por qué se vinculó con la actuación en vez de la música, como muchos hubieran esperado. "Crecí en una casa en la que había mucha creación, pero a los 15 años recibí la oportunidad de actuar y me enamoré de esto", afirma sonriente.

El debut como actriz de Hewson fue en 2005 con el cortometraje de Erica Dunton, Lost and Found. Tras esta experiencia y convencida de lo que quería para su vida se matriculó en un programa de teatro de la Universidad de Nueva York, con el fin de perfeccionarse y abrirse camino en la industria. "Siento que tengo que trabajar mucho para obtener el respeto de Hollywood y que me vean a mí, por mí misma", expresa la joven, quien asegura que se ganó un lugar en The Knick después de superar todas las etapas de un casting. "Llegué como cualquier actriz", recuerda.


Enfermera del siglo XX. The Knick, producida y dirigida por Steven Soderbergh, retrata la vida en el interior de un hospital de Nueva York, a principios del siglo XX. En la historia, Eve Hewson da vida a Lucy, una de las enfermeras del lugar, quien parte esta nueva temporada sufriendo por la lejanía de su gran amor, el doctor Thackery (Clive Owen), quien se encuentra recluido en un centro de rehabilitación por su adicción a las drogas.

Respecto de su trabajo junto a Owen y Andre Holland, la irlandesa asegura que ha sido inspirador para ella dar sus primeros pasos como actriz a su lado. "Son verdaderos profesionales y he aprendido mucho de ellos. Han sido mis mentores. Siento que estar en esta producción ha sido la mejor educación que he podido tener, solo por el hecho de compartir con estos actores", manifiesta.