• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ethan Hawke: El sexo asusta más que la violencia en EE UU

Ethan Hawke | EFE

Ethan Hawke | EFE

"Veo películas con mi propio hijo no recomendadas para menores de 13 años donde hay cientos de muertos, pero el sexo y la intimidad nos asustan como sociedad", dijo el actorEF

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ethan Hawke, capaz de llegar a los corazones del público con la saga de "Before Sunrise" y de helarlos a punta de pistola con "Training Day", asegura que "el sexo asusta más que la violencia en EE UU", en alusión a que dos de sus nuevas películas han sido restringidas a menores de 18 años.

"La relación de nuestro país con el sexo y la violencia es un misterio fascinante para mí", dijo el actor de 42 años a un grupo reducido de medios por el estreno del filme "The Purge", que llegará a las salas el 7 de junio.

"El puritanismo y el liberalismo van de la mano. He hecho entrevistas por 'Before Midnight' -estrenada la semana pasada- y sólo los americanos me preguntaban por los pechos de Julie Delpy -su compañera de reparto-, como niños pequeños que nunca han visto una teta. Y por un pecho la cinta obtiene la misma restricción que 'The Purge', una película terrorífica", explicó.

"Veo películas con mi propio hijo no recomendadas para menores de 13 años donde hay cientos de muertos, pero el sexo y la intimidad nos asustan como sociedad -recalcó el intérprete-. Se pueden escribir ensayos al respecto. No entiendo la razón".

"The Purge" propone una premisa sugestiva y provocadora. Es el año 2022 y el gobierno de EE.UU., tras eliminar prácticamente la violencia de las calles, ha establecido un periodo de 12 horas seguidas cada año en el que cualquier actividad criminal, incluido el asesinato, está permitido por la ley.

No sólo eso. La policía no responde a ninguna emergencia y los hospitales suspenden su ayuda.

El objetivo es liberar la tensión y el odio acumulados, principalmente canalizados en el exterminio de los más desfavorecidos, los que menos contribuyen a una sociedad repleta de nuevos ricos.

Bajo esas circunstancias, los miembros de una familia descubrirán hasta qué límites llegarán para protegerse a sí mismos de un grupo de acosadores que pretende irrumpir en su vivienda.

Dirigida y escrita por James DeMonaco, el filme da forma a una reflexión sobre la violencia en un país que en los últimos meses ha vivido constantes episodios trágicos.

"Personalmente, preferiría que nadie tuviera armas. Así no tendríamos que preocuparnos por nada. Esa es más mi teoría, pero en EE.UU. existe el pensamiento de que cuantas más guerras y más armas haya, la gente estará más segura. Yo no lo veo así", indicó el protagonista de "Lord of War" (2005).

Hawke es consciente de que el filme "es hiperviolento", pero considera que a través de esas imágenes se lanza un mensaje claro de antiviolencia.

"Sé que es casi como un oxímoron, pero creo que la película pone el dedo en la yaga. Que entre un afroamericano en una residencia y sea tiroteado no suena a ciencia ficción. El caso de Trayvon Martin -el adolescente negro tiroteado por un vigilante en 2012- ocurrió durante el rodaje. Nuestro país está obsesionado con la violencia y el derecho a protegerla. Si no piensas así, te llaman antipatriota".

Esa capacidad del guión de extraer una parte de la realidad y exagerarla hasta hacer que el espectador se plantee ciertas preguntas al final de la proyección hace que la historia, en opinión del actor, recuerde a las imaginadas por Philip K. Dick en sus novelas futuristas.

Hawke lamenta que la historia de la humanidad vaya ligada a la de la violencia, pero prefiere ser optimista.

"Nos fascina aquello que nos da miedo. Por cada loco como los de Boston hay cientos o miles de personas que tratarían de impedir barbaridades así. La violencia ocurre. Está en nuestras vidas. Pero no nos define", comentó.

Hawke, padre de cuatro hijos, reconoce que por sus pequeños haría "lo que sea", y debido a ello no le gusta imaginar cómo reaccionaría si se enfrentase a una situación similar en la vida real.

"Una familia amenazada es el mayor miedo para cualquiera. Es una pesadilla. Pensarlo simplemente me petrifica", declaró Hawke, cuya carrera siempre ha tomado unos derroteros muy cercanos al cine independiente. Y la suya es una decisión consciente.

"Siempre me ha interesado la libertad creativa", apuntó. "Cuanto más te pagan menos libertad tienes. Llevo en esto más de 20 años y he evitado convertirme en algo determinado. No quiero que la gente me señale y diga: ¡Ahí va Batman! Siempre he intentado hacer cosas que me interesan de verdad y a veces no han funcionado. Pero para mí el éxito es trabajar en lo que me atrae", manifestó.