• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Esclavo de Dios triunfó en el Festival de Santa Bárbara

El director confiesa que bromeaba con su padre sobre las nominaciones | Archivo

El director confiesa que bromeaba con su padre sobre las nominaciones | Archivo

La ópera prima de Joel Novoa Schneider, que fue censurada en el país, sigue siendo reconocida fuera del territorio venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por primera vez en la historia del Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara (California, Estados Unidos), padre e hijo competían en una misma categoría. Para sorpresa de todos, precisamente el trabajo de uno de ellos se llevó el trofeo. Se trata de la cinta Esclavo de Dios de Joel Novoa Schneider, que se impuso como la Mejor Película Latinoamericana a las otras ocho cintas en competencia, incluida Solo, de su papá José Ramón Novoa.

“No me lo esperaba para nada. Aunque me lo llegué a sospechar porque al principio la película tenía solo dos funciones programadas en el festival y luego pasaron a cuatro. La recepción fue muy buena. El jurado suele optar por cosas más minimalistas, pero esta le gusto”, dice emocionado por teléfono Novoa Schneider, minutos después de la ceremonia de premiación.

El director confiesa que bromeaba con su padre sobre las nominaciones. “Como sea, él también salió ganando porque es productor de mi película. Nos reíamos mucho. Decíamos: ‘Tenemos más chance que todos los demás”, recuerda.

Para el realizador, el hecho de que Esclavo de Dios sea galardonada fuera de su país representa un sentimiento agridulce: “Que sea reconocida en territorio extranjero me da aire, aunque no la hayan apoyado en Venezuela”.

Novoa Schneider afirma que su ópera prima no parará de exponerse en las grandes pantallas y competencias de cine del mundo. “En los próximos cinco meses vamos para los festivales de Atlanta, San Diego, Chicago y Pánama. También estamos esperando la confirmación de un importante certamen europeo”, expresa.